Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CUMBRE DE SALÓNICA

El proyecto de nueva Constitución reconoce la autonomía regional

El proyecto constitucional europeo recoge por vez primera en un texto de este nivel el reconocimiento de la autonomía regional, aunque los nacionalistas consideran que debería haber ido más lejos. "La Unión respetará (...) lo que respecta a la autonomía regional y local", señala el artículo 5, para añadir en el 9 que la UE sólo intervendrá cuando los objetivos no puedan ser alcanzados por los Estados "tanto a nivel central como a nivel regional y local", el llamado principio de subsidiariedad.

En el protocolo sobre subsidiariedad, se señala también que, "cuando proceda", la Comisión tendrá en cuenta "la dimensión regional y local" en el momento de lanzar un proyecto legal. Los Parlamentos nacionales, igualmente "cuando proceda", podrán consultar a los Parlamentos regionales "con capacidad legislativa" en el momento de analizar iniciativas de la Comisión. El Comité de Regiones, órgano consultivo, tendrá derecho a presentar recursos ante el Tribunal de la UE.

Estas referencias a las regiones son consideradas insuficientes por regionalistas y nacionalistas, que ya de entrada expresaron sus quejas porque el proyecto define a la UE como "una unión de ciudadanos y Estados" y no "de pueblos y Estados", como se recogía hasta ahora, si bien el término "pueblos" se menciona en otras partes. Además, han quedado en el olvido algunas propuestas del Parlamento Europeo y del propio Comité de las Regiones para instituir el concepto de "región asociada a la Unión".

Los nacionalistas, por tanto, se han visto decepcionados y lo han expresado públicamente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de junio de 2003