CONSTITUCIÓN DE AYUNTAMIENTOS

Las tres capitales repiten alcalde

Azkuna gobernará, por fin, con mayoría absoluta gracias a IU - Elorza, tentado por los nacionalistas a alcanzar un pacto - Alonso es apoyado por el PSE, que se queda en la oposición

Los alcaldes de las tres capitales vascas iniciaron ayer sus nuevos mandatos. El bilbaíno Iñaki Azkuna (PNV-EA) contó con los votos de IU-EB después de que ambas formaciones cerraran un acuerdo programático horas antes, que propiciaría un pacto y la entrada de IU en la comisión de gobierno. El socialista Odón Elorza, que comenzó su cuarto mandato con el apoyo del PP, volvió a oír el deseo de los nacionalistas de entrar en el gobierno municipal. En Vitoria, los socialistas votaron a Alfonso Alonso (PP) en la sesión de investidura pero dieron muestras de querer quedarse en la oposición.

Los socialistas alaveses son partidarios de mantenerse en la oposición al PP
Su apoyo a Azkuna podría favorecer la entrada de IU-EB en el equipo de gobierno
Más información

En Bilbao, Iñaki Azkuna, fue reelegido alcalde por PNV-EA. En esta ocasión, logró ser investido por mayoría absoluta (16 votos sobre 29) en primera vuelta gracias a que los tres ediles de IU-EB le votaron después de que ambas formaciones hubieran cerrado en las horas previas un "acuerdo programático y de presupuestos". El PP se votó a sí mismo y el PSE lo hizo en blanco.

Aunque ni la coalición PNV-EA ni IU-EB detallaron el contenido del acuerdo, podrían cerrar en unos días un pacto que supondría la entrada de la coalición de izquierdas en la comisión de gobierno, según explicó la portavoz de IU, Julia Madrazo. Ese acuerdo permitiría a Azkuna afrontar este mandato con mayoría, una situación bien diferente a la del anterior periodo en el que ha gobernado en minoría sin poder aprobar siquiera un presupuesto propio.

La edil Madrazo explicó en el pleno que el acuerdo con los nacionalistas pretende "frenar la especulación inmobiliaria para que todos los bilbaínos tengan acceso a una vivienda digna y asequible", mejorar el transporte público y contribuir a mejorar la vida de los desfavorecidos. Azkuna proclamó: "Defenderé la casa del padre, pero con la palabra" y se comprometió a resolver las discrepancias con "razón y argumento". El PP y el PSE destacaron la ausencia de quienes "dan cobertura al terrorismo". El portavoz socialista, Dimas Sañudo, se comprometió a buscar por buscar "espacios de diálogo y entendimiento".

El regidor de Getxo, Iñaki Zarraoa (PNV-EA), fue reelegido con el único apoyo de sus once ediles. En la Margen Izquierda, Sestao será gobernado por primera vez por el PNV, que gracias al apoyo de una agrupación vecinal le arrebató la alcaldía al PSE. Los socialistas también perdieron en favor de los nacionalistas, por vez primera desde la instauración de la democracia, los ayuntamientos de Ortuella y Abanto y Zierbana. El PSE logro retener las alcaldías de Santurtzi y Portugalete porque, gracias al apoyo del PP, superaron a PNV-EA, los más votados.

La tranquilidad rompió ayer con la tradición de sesiones tumultuosas y polémicas que ha caracterizado a los plenos constituyentes de San Sebastián. El socialista Odón Elorza fue reelegido alcalde en la que será su cuarta legislatura, por fin, en una sesión pacífica, en la que primaron las buenas formas entre el público -el único grito que se oyó fue "Odón eres el más grande"- y la cortesía en los grupos municipales y sus portavoces:; el nacionalista Román Sudupe, la popular María San Gil y Duñike Aguirrezabalaga, de IU.

Elorza recibió 17 votos, los 10 de su grupo y siete gratis del PP. Tras recibir el bastón de mando entre los aplausos de la sala y también del grupo nacionalista en pie -un síntoma del advenimiento de una nueva etapa- proclamó su lealtad a la ciudad y tuvo un recuerdo para las víctimas y los amenazados. El discurso de Sudupe en el que repitió su deseo de entrar en el gobierno municipal con los socialistas pareció enterrar definitivamente el espíritu de Lizarra aunque los dos grupos no han llegado a un acuerdo de gobierno.

La salida de los ayuntamientos de la ilegalizada Batasuna ha alterado ligeramente el mapa municipal guipuzcoano. El PSE se consagró ayer como la principal fuerza municipal de Guipúzcoa al recibir las alcaldías de los municipios más poblados como Irún, Rentería, Eibar, y Lasarte, en los que resistió el empuje de la coalición nacionalista, además de haber recuperado Zumarraga, ganado a PNV-EA, y Andoain y Pasaia, rescatados a HB. Por su parte, la coalición nacionalista se hizo ayer con importantes alcaldías ocupadas la última legislatura por los radicales, como Arrasate y Hernani. Por separado ambos partidos se hicieron ayer con los sillones de mando de Oiartzun (EA) y Tolosa (PNV).

En Vitoria no hubo sorpresas y el popular Alfonso Alonso consiguió, con los nueve votos de su partido y cinco del PSE, la mayoría absoluta para presidir la corporación otra legislatura. Si histórica fue la consecución de la alcaldía de Vitoria por parte del PP en 1999, ya que había sido ostentada únicamente por el PNV desde la instauración de la democracia, la revalidación de un nuevo mandato permitió a Alonso mostrarse eufórico.

No obstante, el PSE dio muestras ayer mismo de que se va a comportar como un partido de oposición. Ofreció cinco de sus siete votos para garantizar la reelección de Alonso pero sus dos ediles restantes votaron en blanco. El portavoz socialista, Patxi Lazcoz, fue tajante: "Nuestro secretario general [José Luis Rodríguez Zapatero] nos pidió generosidad constitucional con el PP, no caridad constitucional".

Consciente de que la estabilidad de su mandato depende en buena parte del PSE, Alonso le dedicó palabras de agradecimiento tras ser investido alcalde y prometió "trabajar a lo largo de la legislatura para alcanzar acuerdos" con los socialistas que reflejen la consistencia de su gobierno, a pesar de estar en minoría.

En el resto de Álava tampoco se registraron sorpresas. PNV-EA se hizo con 39 de las 50 alcaldías en juego, sin contar con la de Vitoria, que sólo representan al 23% de la población alavesa. El Valle de Ayala, con Llodio y Amurrio a la cabeza, es de nuevo el gran feudo nacionalista. Junto a la capital alavesa, el PP gobernará en seis pueblos (la mayoría concentrados en la Rioja Alavesa), mientras que el PSE sigue al frente de Elciego y Ribera Baja.

Esta información ha sido elaborada por Genoveva Gastaminza, Eduardo Azumendi y Naiara Galarraga.

El alcalde de San Sebastián, Odón Elorza.
El alcalde de San Sebastián, Odón Elorza.J. HERNÁNDEZ
El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna.
El alcalde de Bilbao, Iñaki Azkuna.L.A. GARCÍA
El alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso.
El alcalde de Vitoria, Alfonso Alonso.L. RICO

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción