Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

El buque fantasma de Piqué

El ministro de Ciencia y Tecnología anunció durante la crisis del 'Prestige' un barco anticontaminación que ahora niega

Allá por el mes de enero, en plena crisis de la catástrofe del Prestige, los ministros del Gobierno Aznar desplegaron una actividad frenética de presentaciones y comparecencias para anunciar planes y medidas de sus respectivos departamentos ante la marea negra.

Josep Piqué, ministro de Ciencia y Tecnología, compareció el jueves 9 de enero en el Congreso de los Diputados, "a petición propia", para informar de las actuaciones de su departamento y dijo,

según consta en las actas de la Cámara: "En cuanto a los buques oceanográficos, efectivamente hay uno que es un proyecto de gran instalación científica en cooperación con la Xunta de Galicia, pero además estamos pensando, y eso tiene que pasar por el correspondiente comité de evaluación, y es lo que yo anuncié en la rueda de prensa a la que el señor Rubalcaba hace referencia, en otro buque que sirva para la lucha y la prevención de la contaminación marina". Está claro que el ministro habló de dos buques, como remachó él mismo en su frase siguiente: "Por tanto, estamos hablando de dos proyectos distintos pero que tiene que pasar, insisto, por el correspondiente comité de evaluación y por consiguiente no lo puedo decir con plena seguridad".

Pocos días antes, Piqué había convocado a los medios de comunicación en el ministerio para anunciar los planes de cara a 2003, y había destacado la construcción del barco anticontaminación, un tipo de buque que España no tiene.

Piqué dejó claro ante los diputados que el Ministerio planeaba dos buques, lo que tranquilizó a los expertos que se habían quedado algo alarmados ante la perspectiva de tener que combinar en un barco dos funciones: investigación oceanográfica y limpieza de contaminación, combinación que, ante otra marea negra, comprometería la ejecución de ambas labores, ¿o es que este buque investigaría por la mañana y limpiaría chapapote por al tarde?

Cinco meses después de aquel anuncio, Piqué, en una nueva comparecencia en el Congreso de los Diputados confirmó que el proyecto del buque oceanográfico está en marcha, pero ya no son "dos proyectos distintos", como prometió en enero. Los diputados debieron escuchar mal sus palabras entonces, y el Diario de Sesiones de la Cámara tal vez está equivocado, porque el ministro aseguró rotundo el 28 de mayo, en respuesta a una pregunta de la diputada Marón Beltrán: "... desde el Ministerio de Ciencia y Tecnología nunca se ha propuesto la construcción de un buque anticontaminación como tal, sino la de un buque de investigación oceanográfica, entre cuyos variados cometidos se encuentra el de luchar contra la contaminación y, por tanto, la limpieza de los fondos marinos, dotarlo de equipos y de instrumentos para la recogida y el análisis de sustancias contaminantes".

En realidad este buque de investigación, en colaboración con la Xunta de Galicia tampoco es una novedad en Ciencia y Tecnología del ministro Piqué , sino un proyecto de su antecesora en el cargo, Anna Birulés, según le recordaba el diputado del PSOE Alfredo Pérez Rubalcaba en aquella comparecencia del 9 de enero: "Me gustaría saber si es oceanográfico o si es anticontaminación. Si es oceanográfico, me gustaría saber si el buque que usted nos anuncia aquí es el que ya nos había anunciado la ministra Birulés o es otro". Fue entonces cuando Piqué dejó clarísimo aquello de "estamos hablando de dos proyectos distintos": un buque oceanográfico y uno anticontaminación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de junio de 2003