Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Apuntes

Las 'informáticas' apuestan por Europa

70 directores y decanos de 40 universidades consensúan la reforma de sus planes de estudio

"Europa es la gran oportunidad para resolver nuestros problemas internos, tanto de indefinición laboral como de docencia y estructura académica", avanza Ana Pont, directora de la Escuela Técnica Superior de Informática Aplicada de la Universidad Politécnica y coorganizadora con la Facultad de Físicas de la Universitat de València de la Conferencia Anual de Decanos y Directores de Informática (CODDI) de toda España, que entre hoy y mañana reunirá en Valencia a 71 expertos de 40 universidades, con el objetivo de consensuar una posición común de cara a la reforma de los estudios de informática para adecuarlos al "título único europeo" antes de marzo de 2004, según las últimas disposiciones adoptadas el martes pasado por decreto y de manera "sorpresiva" por el Ministerio de Educación (MEC).

El objetivo, nada fácil, dada la "variedad" de títulos que se imparten en este momento en España en las distintas facultades y centros tanto públicos como privados cuenta, sin embargo, con un largo trayecto recorrido desde la creación del CODDI hace cinco años. Fue precisamente, esta asociación de directores y decanos la que "hace dos años encargó la elaboración un informe sobre la reforma de los planes de estudio de las ingenierías de informática", en el que proponía como conclusión el diseño de "un título único de cuatro años acorde a las directrices fijadas por los quince en Declaración de Bolonia, que acaba con la indefinición laboral existente entre licenciados y peritos en informática.

El proyecto que fue presentado entonces a la Dirección General de Universidades del MEC fue "archivado" por razones más políticas que técnicas -"para evitar más controversia al estar metido de lleno en plena batalla de los rectores españoles contra la controvertida Ley Orgánica de Universidades (LOU)"-, ha sido recuperado ahora y "adoptado como propio", según confirman a EL PAÍS fuentes de las dos universidades valencianas y de la propia Conferencia de Rectores (CRUE), que avaló el proyecto.

Las jornadas que se llevaran a cabo en la Universidad Politécnica se centrarán, pues, en consensuar un modelo de adecuación de los estudios de informática al espacio común europeo de la educación superior, que deberá de entrar en vigor antes de 2010, para promover la movilidad e inserción de titulados en el nuevo mercado común laboral. Es precisamente "esa falta de atribuciones y competencias laboral entre ingenieros técnicos y la frontera difusa con otras ingenierías (como telecomunicaciones, industriales)", explica Pont, "la que nos obligó a adelantarnos a los cambios".

El problema, según se recoge en el estudio Adaptación de las Ingenierías en Informática al Espacio Europeo de Educación Superior elaborado por Gregorio Martín de la Universitat de València, es la que "la triplicidad de títulos oficiales -ciclos formaticos de FP, Ingenierías Técnica (con las especialidades de Gestión y de Sistemas) y la Ingeniería en Informática- entran en competencia a la hora de disputarse el mercado laboral". Competencia, por otra parte, que se amplía con "la presencia de los licenciados procedentes de la Ingeniería de Telecomunicaciones (en el que coexisten cinco ramas, una superior, y cuatro técnicas), con la Ingeniería Industrial y las licenciaturas en Físicas y Matemáticas".

"Esto hace", según este documento de conclusiones que ya fueron presentadas en abril pasado en la reunión preparatoria celebrada Palma de Mallorca, "que en España convivan personas con una multiplicidad de títulos, públicos y privados, a los que habría que añadir los poseedores de diplomas públicos de enseñanza no reglada y los procedentes del sector empresarial (que imparten las multinacionales Microsoft, Sun, Oracle y Cisco) que hacen que la profesión de informática en nuestro país esté difuminada".

Por esa misma razón, coincide Ana Pont, la directora de la ESI de la Politécnica de Valencia, la conferencia de directores y decanos de toda España (CODDI) acordó en su reunión anual de 2001 celebrada en Córdoba, crear una comisión de trabajo, que dirige precisamente Ramón Puigjaner, el presidente de los directores y decanos de informática de Baleares. "En Córdoba, los informáticos creimos en la necesidad de empezar a movernos, antes de que nos movieran", explica Pont, al explicar el procedimiento de trabajo puesto en marcha desde entonces bajo el liderazgo de Puigjaner y en coordinación con la Facultad de Informática de la Politécnica de Cataluña, la Escuela Superior de Informática de la Politécnica y las Universidades de Valencia y de Zaragoza.

La iniciativa de los informáticos, sostiene Pont, se ha visto favorecida además por la "libertad" de que disfrutan en Informática, ante la ausencia de colegios profesionales. Una presencia, que en ingenierías como Caminos o Industriales, "está generando mayores problemas", según coinciden en afirmar miembros que estuvieron en la reunión preparatoria de Palma de Mallorca.

Europa y las colegiaciones

Sin embargo, "la ausencia de este tipo de estructuras en Europa", sostiene Pont, "hace que ésta sea una oportunidad ineludible para que tanto colegios profesionales como las distintas ingenierías aborden, simultáneamente, la reforma de sus estructuras para adecuarlas al marco europeo".

"Todo análisis basado en Bolonia (en referencia a la Declaración de los presidentes de Gobierno de la Unión Europea) pasa por cambiar la estructura de centros y facultades emanada de la extinta Ley de Reforma Universitaria (LRU) en aspectos importantes", sostiene Martín en el informe sobre los estudios de Informática y la convergencia europea que será presentado hoy, con la intención de lograr un consenso suficiente para presentarlo a la convocatoria de becas que acaba de publicar la ANECA (Agencia Nacional de Evaluación) para subvenciar los proyectos de reforma de planes de estudio de las distintas titulaciones.

Elilio Sanchis Arnal, decano de la Facultad de Informática de la Universidad Politécnica de Valencia y su homólogo Joan Pelechano, de la Facultad de Física de la Universitat, coorganizadores de estas jornadas apuestan porque la reunión de Valencian "logre un acuerdo entre todas las universidades españolas que imparten estos estudios", ya que el CODDI es "el colectivo que agrupa a la gran mayoría de decanos y directores" y, por tanto, aspira a "convertirse en el interlocutor válido ante las distintas Administraciones relacionacionadas con la enseñanza universitaria", confía Pelechano.

En principio, entre las "primeras conclusiones" del citado borrador que se presentará hoy, está el hecho de "una vez constataddos los inconvenientes que ofrecen la especialización en el primer ciclo de la ingenería informática y la generalización que ofrecen los estudios de segundo ciclo para implantar las recomendaciones de Bolonia, lo que habría que hacer es adoptar una estructura en forma de un único primer ciclo, de cuatro años de duración, con una fuerte troncalidad que permitiera el acceso a un segundo ciclo y/o a un doctorado".

De hecho, en ese sentido parece caminar el ya conocido como decretazo del Ministerio de Educación (en referencia a la unilateralidad y sorpresiva forma en que el MEC presentó los decretos que regulan por una parte los títulos de grado -es decir, ingenierías, licenciaturas y arquitecturas- y por otra los cursos de postgrado). Es, precisamente esa similitud con las propuestas presentadas hace año y medio al Ministerio en el proyecto de reforma de los planes de estudio de las ingenierías de informática promovido por la CODDI y avalado por la Conferencia de Rectores de Universidades Españolas (CRUE), lo que confirma que "el Ministerio estaba trabajando en la reforma del catálogo de títulos desde hace más de dos años, en plena batalla de la LOU".

Martín puntualiza al respecto que "un debate tan importante y de tanta incidencia en el sistema universitario, como es la reforma del catálogo de titulaciones, no se puede o debería hacer a golpe de decreto". En su opinión, "el hecho de que los rectores conocieran por la prensa los nuevos decretos del Ministerio, lo único que hace es sustraer la reforma de los planes de estudio y de adecuación al espacio único europeo del debate amplio y abierto que debiera darse entorno a esta cuestión". La Conferencia de Rectores tiene previsto reunirse hoy en una sesión convocada tras conocerse los planes del Ministerio para analizar la situación y fijar una posición al respecto.

Actualmente, en España hay más de 70 centros que imparten alguna de las tres titulaciones de Informática que hay, y la mayor parte de ellos han confirmado su asistencia hoy en Valencia. Las sesiones de trabajo serán inauguradas por los vicerrectores del área de Coordinación y Ordenación Académica de la Politécnica, Eliseo Gómez-Senent, y Vicente Cerverò, de la Universitat de Vaència.

El necesario contacto colegial

Faraón Llorens, director de la Escuela Politécnica de la Universidad de Alicante se autodefine como un "euroilusionado" en este proceso de convergencia europea del sistema de educación superior. "Si no se hace ahora perderemos una oportunidad única, cambia el sistema y el modelo pedagógico", agregó. El director de este centro del campus de Sant Vicent reconoce la complejidad y dificultad en este proceso, por eso considera clave para que prospere adecuadamente el contacto y la negociación con los colegios profesionales. "En el caso de las ingenierías es fundamental contar con el apoyo de los profesionales", dijo Llorens, "aquí formamos a profesionales con una gran capacidad técnica y que cuando abandonan la Universidad se integran en el mercado laboral, y ese mercado lo conocen bien los colegios profesionales, debe ser nuestro objetivo". El director de Escuela Politécnica de Alicante reconoce que hay una gran "implicación" entre la academia y la profesión. Al igual que en otras universidades en la Escuela Politécnica de Alicante se han constituido varios grupos de trabajo que están evaluando el coste y las necesidades docentes para implantar esta reforma educativa, sobre todo en el área de informática se están planteado varias propuestas, en contacto con los directores de otras escuelas valencianas. Los nuevos decretos anuncian que se implantarán unas ingenierías de cuatro años, cuando ahora se establecen dos categorías: Ingeniería Técnica y la Superior. "Con la convergencia europea será una única ingeniería, diferentes a las actuales", anunció Faraón Llorens.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de junio de 2003

Más información