Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

La vida entre ratas y goteras de 75 disidentes cubanos

Un periodista condenado a 18 años de cárcel logra filtrar su diario a la prensa, en el que describe las pésimas condiciones de reclusión

"La celda tiene un espacio de un metro y medio de ancho por tres de largo. Puerta de barrotes semitapiada con una plancha de acero... El retrete es una taza turca sin sifa que regurgita la fetidez las 24 horas. En la parte superior, una llave de agua para lavarse y beber", y además hay "ratas, goteras y mosquitos". Así describe el periodista disidente Manuel Vázquez Portal las duras condiciones en que cumple condena en un penal de Santiago de Cuba. Portal fue sancionado en abril a 18 años de cárcel por "conspirar con Estados Unidos" y recientemente logró sacar de la prisión ocho hojas de un diario aprovechando la visita de su esposa, Yolanda Huerga.

Huerga mostró el diario a periodistas extranjeros y dijo temer que las autoridades tomen represalias contra Portal y contra ella misma por su decisión de divulgarlo. Pero, afirmó, la experiencia de su esposo puede servir para que organizaciones humanitarias internacionales conozcan su situación y la de los otros 74 disidentes detenidos en marzo y condenados a penas de hasta 28 años de cárcel.

"He pensado en las represalias cuando se publiquen estas páginas. Estoy preparado. Si por el simple hecho de oficiar el periodismo me condenaron a 18 años de privación de libertad, ya nada puede ser más injusto y desmesurado", escribió Portal el 23 de mayo en su diario. El 14 de ese mismo mes cuenta que "el jefe de la prisión, acompañado del jefe de reeducación y el jefe del pabellón, nos informa de que por mandato de la nación nos mantendrá en régimen de mayor severidad".

El presidente de la ilegal Comisión de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, Elizardo Sánchez, aseguro a este periódico que "el diario y lo que se cuenta en él es auténtico". "No tengo duda de la veracidad de su testimonio. Es la misma situación en que se encuentran los demás disidentes. Son las condiciones generales para todos, con una pésima alimentación, agua contaminada y poca higiene", afirma Sánchez, que pasó cuatro años de su vida en la misma cárcel de Boniato, en Santiago de Cuba, donde cumple condena Portal.

En el diario, el prisionero describe así su cama: "Una litera fabricada con cabilla corrugada, un tablón de bagazo prensado y un colchón de guata dura, sucia y vieja". Y asegura que en la estrecha celda no hay mesa, silla, sábanas, almohada ni mantas. Tampoco mosquitero, ni radio, ni televisión, ni libros, ni cubiertos. "Pero no todo es malo", afirma, "por la noche veo las estrellas entre los barrotes... Lo mejor de todo es cuando nuestros carceleros nos prestan el sol por una hora y vemos algunos pájaros en pleno vuelo".

El opositor no refiere haber sufrido maltratos físicos, y en un momento hasta se compadece de sus carceleros: "Bajo la presión de la cárcel casi todo es imposible, aunque algo siempre se podrá hacer. Los guardias se mantienen respetuosos. Son pobre gente que recibió órdenes y percibo que están como asustados".

Portal es cofundador de la agencia disidente Cuba Press con el poeta y periodista Raúl Rivero, condenado a 20 años de cárcel. Como la mayoría de sus compañeros encarcelados, ambos son considerados presos de "alto rigor", lo que implica que son mantenidos en celdas de aislamiento y que sólo pueden recibir visitas de sus familiares una vez cada tres meses.

Por otro lado, el Movimiento Cristiano Liberación (MCL), que dirige el opositor Oswaldo Payá, denunció que José Daniel Ferrer García, militante de dicha organización y condenado a 25 años de cárcel en los juicios sumarísimos de marzo, realiza una huelga de hambre en una prisión de Pinar del Río, situada a 1.000 kilómetros de Santiago de Cuba, la ciudad donde residía en el momento de su detención. Ferrer, de 32 años de edad, era el principal dirigente del MCL en esa región oriental.

Un comunicado de dicha organización difundido en La Habana acusa a las autoridades carcelarias de negarse a brindar atención médica al prisionero, que sufre "amebiasis aguda" como consecuencia del estado en que se encuentran las aguas del centro penitenciario. Ferrer ha sido trasladado a una celda de castigo y su salud "es bastante precaria", asegura el MCL.

La Unión Europea, al anunciar el jueves una serie de sanciones contra el Gobierno cubano por el encarcelamiento de los disidentes -a quienes Amnistía Internacional acaba de considerar presos de conciencia-, instó a las autoridades de la isla a liberarlos. El Gobierno cubano atribuyó ayer el anuncio de esas sanciones a la incapacidad europea para mantener una política propia sobre la isla y consideró que Cuba es "víctima" de un "arreglo" entre EE UU y la UE, según informa Efe. El canciller cubano, Felipe Pérez Roque, señaló que la declaración de la UE emitida el jueves en Bruselas responde a un "análisis superficial" de la situación real de Cuba.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de junio de 2003