Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Amenábar y Bardem recrearán la vida de Ramón Sampedro

'Mar adentro' narra la lucha que mantuvo el tetrapléjico gallego a favor de la eutanasia

Mar adentro es el título de la película que, basada en la vida del tetrapléjico Ramón Sampedro -que convirtió su muerte en una bandera a favor de la despenalización de la eutanasia-, rodarán Alejandro Amenábar y Javier Bardem. Escrita entre el director de Los otros y Mateo Gil, el filme (cuyo papel protagonista será interpretado por Bardem) contará con la fotografía de Javier Aguirresarobe y se rodará en septiembre en Galicia, Madrid y Barcelona.

Según manifestó ayer Alejandro Amenábar, a través de una nota de prensa de la productora Sogecine, este filme sobre la eutanasia -la cuarta de su carrera- es una idea que le rondaba desde hace años. "Aunque pueda sorprender el cambio de registro, siento que esta película no es un paréntesis, sino la continuación lógica de todo aquello que me interesa del cine y de la vida". "La historia de Ramón Sampedro", añade el director, "llevaba varios años rondándome la cabeza. Fue al indagar un poco más en su personalidad y sus vivencias cuando decidí que éste sería mi próximo proyecto". "No tuve la suerte de conocerle personalmente", continúa, "pero estoy seguro de que el inmenso talento de Javier [Bardem] logrará devolver a la vida a un personaje apasionante".

Ramón Sampedro convirtió su muerte en un alegato a favor de la eutanasia. El tetrapléjico gallego -tras permanecer 29 años condenado a una cama por un accidente en la playa de As Furnas- falleció por propia voluntad el 12 de enero de 1998. Impedido para acabar por sí mismo con su vida, tuvo que contar con la ayuda de personas que -por amor o amistad- colaboraron con él. Sampedro grabó en vídeo su muerte ("como pueden ver, a mi lado tengo un vaso de agua conteniendo una dosis de cianuro de potasio. Cuando lo beba habré renunciado, voluntariamente, a la propiedad más legítima y privada que poseo; es decir, mi cuerpo") para así exculpar a sus colaboradores. Su historia desencadenó un gran debate social. Javier Bardem considera que ésta es la historia de aquellos que son "profundamente libres, de un hombre cuyo único Dios es su conciencia. Es un privilegio que cuenten conmigo para contar esta historia", añade el actor, que tendrá que interpretar a un hombre enfermo que casi le dobla la edad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de junio de 2003