Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El despliegue de los Mossos se adelanta tres años y acabará en 2008

El Gobierno rechaza que la policía catalana colabore en la seguridad del Fòrum 2004

Los Mossos d'Esquadra acabarán su despliegue en el año 2008. Así lo acordaron ayer el Ministerio del Interior y la Generalitat, con un pacto que adelanta tres años a las previsiones. Los Mossos completarán su despliegue en la ciudad de Barcelona en 2005 y empezarán a implantarse en Tarragona en 2004. Las partes han confirmado que reservarán un cupo del 15% de las plazas a los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil que quieran incorporarse a las nuevas promociones.

El acuerdo fue dado a conocer ayer por el ministro del Interior, Ángel Acebes, y por el conseller en cap de la Generalitat, Artur Mas, tras una reunión de la Junta de Seguridad de Cataluña, un organismo formado por ambas instituciones. El pacto supone que el despliegue de los Mossos estará totalmente concluido en Barcelona capital en el año 2005, cuando estaba previsto que empezará a finales de 2004 y no había fecha límite para su conclusión. En 2004 comenzarán a ejercer sus funciones en Tarragona y la comarca barcelonesa de Anoia. Inicialmente se destinarán a Barcelona entre 700 y 800 agentes, que compartirán las tareas de seguridad con el Cuerpo Nacional de Policía.

La policía de la Generalitat ya ha asumido las competencias de Tráfico en Cataluña y está presente en las provincias de Girona y Lleida. Tal como estaba previsto, a finales de 2004 llegará a las comarcas barcelonesas del Vallès Oriental y el Berguedà, y a finales de 2003 a las poblaciones de Premià de Mar, L'Hospitalet de Llobregat y Santa Coloma de Gramenet. En el año 2006 se empezarán a implantar en el resto de zonas pendientes. Al final, la policía de la Generalitat sumará más de 15.000 agentes, el doble de los que tiene ahora.

Cuando el despliegue se complete, las fuerzas de seguridad del Estado mantendrán sus competencias en materia de extranjería, documentación, terrorismo y delincuencia organizada, entre otras.

"Nuestro objetivo es mejorar la seguridad de los ciudadanos y reducir la delincuencia", afirmó el ministro del Interior, Ángel Acebes. Asimismo recordó que su departamento convocará 20.000 plazas para aumentar las plantillas del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil en toda España.

Acebes recalcó que el despliegue de los Mossos permitirá redistribuir efectivos en lugares donde sea necesario reforzar las fuerzas policiales, tanto en las zonas de Cataluña a las que aún no hayan llegado los Mossos como en otros lugares del Estado. El ministro aprovechó para destacar que la delincuencia se ha reducido en los últimos meses. Las faltas y los delitos han bajado el 4% en España en el primer trimestre, el 5% contando la ciudad de Barcelona.

Coste de 720 millones

El conseller en cap, Artur Mas, destacó que para acelerar el proceso se ha acordado "reservar un cupo del 15% para los agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Guardia Civil que deseen entrar en los Mossos d'Esquadra". Éstos deberán acreditar un nivel sufiente de lengua catalana, como han hecho los agentes incorporados a Tráfico. El cupo del 15% será el máximo y empezará por un porcentaje menor que irá aumentando en las siguientes promociones. Según Mas, el acuerdo "demuestra que el despliegue es una prioridad política de la Generalitat". Los Mossos "pueden ser un elemento para mejorar la seguridad ciudadana", añadió.

El coste total del despliegue ronda los 720 millones de euros (unos 120.000 millones de pesetas) "desde que empezó, en 1994, hasta que acabe, en 2008", compartidos entre la Generalitat y la Administración central, dijo la consejera de Justicia e Interior, Núria de Gispert.

El diputado Marc López, del PSC, dijo que "se ha copiado la propuesta" de su partido, que planteaba acortar el despliegue hasta 2007. López defendió que el cupo del 15% reservado a otros cuerpos debería suponer 2.000 plazas que cubrir por policías y guardias civiles. El diputado dijo que el PSC planea destinar 2.400 Mossos d'Equadra a atender las labores de seguridad en Barcelona, 150 a las tierras del Ebro, 250 al Camp de Tarragona y 150 a Anoia.

Por otra parte, el Gobierno central ha rechazado la petición de la Generalitat de que los Mossos colaboren en la seguridad del Fòrum de les Cultures 2004, que se celebrará en Barcelona. Alega que de momento no son necesarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de junio de 2003