Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Arranca en Bilbao el segundo juicio por el asesinato de Brouard en 1984

El ex subcomisario condenado por el caso GAL, José Amedo, el industrial granadino José Luis Morcillo Pinillos y el ex teniente coronel de la Guardia Civil, Rafael Masa, abrirán hoy con su declaración ante la Sección Primera de la Audiencia de Vizcaya el segundo juicio por el asesinato del dirigente de HB Santiago Brouard, ocurrido el 20 de noviembre de 1984.

La fiscalía responsabiliza a los tres acusados de un delito de asesinato y pide para cada uno de ellos un máximo de 25 años, si se toma como referencia el antiguo Código Penal, o 15 años si se aplica el actual. El ministerio público solicita además otros seis años para Morcillo Pinillos por tenencia ilícita de armas. El letrado de la acusación particular en nombre de la familia Brouard e impulsor de la investigación a lo largo de estos 19 años, Txema Montero, rebaja la pena para Amedo hasta los 12 años por el delito de asesinato en grado de conspiración. Ambas acusaciones piden que los acusados por este "asesinato claramente político", tal y como lo calificó el tribunal en la primera sentencia, en mayo de 1993, indemnicen a la familia con 240.404 euros.

La detención, en julio de 1997, de Morcillo en Madrid, en relación con un alijo de 100.000 pastillas de éxtasis, puso en marcha de nuevo la investigación de este asesinato por el que únicamente cumple condena Rafael López Ocaña. Éste fue sentenciado a 33 años de cárcel como una de las dos personas que asesinaron en su consulta de pediatría de Bilbao al dirigente independentista. También fue condenado en el primer proceso el traficante de armas Juan José Rodríguez Díaz El Francés, la persona que suministró las carabina Armi Jaeger y la pistola Lathi con la que los dos mercenarios cometieron el crimen.

Instrucción polémica

Durante esta segunda instrucción, de la que se responsabilizó el juez José Luis González Armengol y que no estuvo exenta de polémica, llegaron a estar procesados en la causa y en prisión preventiva el ex director de la Seguridad del Estado, Julián Sancristobal, al que el juez calificó de cerebro del asesinato y de haberlo financiado con 50 millones procedentes de los fondos reservados.

También fueron procesados provisionalmente como presuntos encubridores los ex comisarios Miguel Planchuelo, Jesús Martínez Torres, y Francisco Álvarez, el ex policía Michel Domínguez y el comisario Antonio Rosino, primer policía encargado de la investigación, al que el juez imputaba haber entorpecido las investigaciones iniciales.

De nuevo buena parte de la cúpula antiterrorista de los sucesivos gobiernos socialistas aparecía junta en un mismo sumario relacionado con la guerra sucia. Sin embargo, el ex ministro Barrionuevo sólo compareció en el juzgado de instrucción como testigo y lo volverá a hacer en el juicio el próximo día 9 de junio, el día reservado para las declaraciones de Álvarez, Sancristobal, Vera, José Antonio Sáenz de Santamaría y el ex director de Cesid Javier Calderón.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de junio de 2003