Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiesta de la Escuela Pública "supera fronteras" con 100.000 participantes

La implicación ciudadana en el desarrollo de la Escuela Pública Vasca se hace cada vez más evidente. Hace doce años, cuando celebró su primera fiesta en el hipódromo de Lasarte, sólo logró atraer a 10.000 personas. Ayer, reunió en el mismo escenario a unos 100.000 ciudanos con una variada propuesta de música, teatro, actuaciones de payasos, juegos infantiles y gastronomía. Profesores, padres y alumnos reivindicaron de la mano un mismo objetivo: la necesidad de que la Escuela Pública Vasca supere fronteras para su desarrollo.

Eran las 11.00 cuando varias jóvenes daban por inaugurada la fiesta con un aurresku presenciado, entre otros, por la consejera de Educación, Anjeles Iztueta, el consejero de Vivienda y Asuntos Sociales y coordinador general de IU-EB, Javier Madrazo y la Ararteko en funciones, Mertxe Agúndez. La jornada acababa de comenzar, el público llegaba al recinto de forma escalonada y el momento se prestaba para dejar claro el espíritu bajo el que se iba a desarrollar toda la jornada: Mugak gaindituz, aurrera goaz (Superando fronteras, vamos adelante). "Además de superar todas las fronteras que nos ponen desde el exterior -la ley de Calidad, la falta de autonomía, la centralización de Francia, (...) e incluso leyes contra el euskera en Navarra- tenemos otras fronteras personales", señaló la presidenta de la Confederación de padres de la Escuela Pública Vasca, Ana Izagirre. Y aludió a la necesidad de que los padres se impliquen más en un sistema que debe adaptarse a "las nuevas tecnologías". Para Iztueta el gran reto es consolidar una una enseñanza "de calidad" que apueste por el trilingüismo y por la integración de los inmigrantes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de junio de 2003