Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Padres de un centro de Dénia alertan de la creación de un gueto escolar

El Vessanes cierra la línea en castellano donde hay más inmigrantes

El colegio público Vessanes de Dénia (Marina Alta) impartirá exclusivamente a partir de septiembre la línea en valenciano. La medida supone el traslado de los alumnos castellanohablantes a otro centro, un antiguo instituto. Los padres de los 243 niños afectados denuncian que la iniciativa acarreará la creación de un colegio gueto, dado que entre el 60% y el 70 % de los escolares que se trasladarán es inmigrante.

El colegio público Vessanes de Dénia es un botón de muestra del informe del Defensor del Pueblo sobre el desproporcionado reparto de los hijos inmigrantes en los colegios españoles, presentado la semana pasada. En el caso del centro de Vessanes, más del 70 % de la población escolar de habla castellana es inmigrante, según datos del director, Ernest Quilis.

Los padres de los 243 alumnos (de los 450 niños matriculados) que serán separados el próximo curso advierten de que la medida planteada por Educación fomenta la creación un colegio gueto. "No se trata de un conflicto lingüístico, sino social", incide Marco Aurelio Esquembre, presidente de la Asociación de Madres y Padres (AMPAS) de niños de habla castellana, constituida a raíz de la medida adoptada por Educación. Esquembre opina que el alto porcentaje de alumnos con problemas de lenguaje y nivel cultural y formativo mínimo afectará al rendimiento de los autóctonos.

La masiva afluencia de extranjeros a la localidad disparó la matriculación en los últimos dos años. El director del centro cifra la sobredimensión en un 50 %. Ello llevó a Educación a implantar la línea en castellano. La falta de espacio se suplió con siete aulas prefabricadas. La Dirección Territorial de Educación decidió este año descongestionar el centro y eliminar los barracones y optó por separar la línea de castellano a un antiguo instituto. El director territorial de Educación, Juan Espina, dice que la medida es provisional, hasta la construcción del nuevo centro.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de junio de 2003