Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
56º FESTIVAL DE CANNES

El debutante Jaime Rosales gana el Premio de la Crítica

Von Trier, Nicole Kidman y Tim Robbins, favoritos para el palmarés, que se conoce hoy

El cineasta barcelonés Jaime Rosales, escritor y director de Las horas del día, ganó anoche uno de los tres prestigiosos premios que garantizan una gran audiencia en los circuitos minoritarios de todo el mundo, que la Federación Internacional de Periodistas Cinematográficos (Fipresci) concede cada año en este festival. Su excelente filme, el primero que realiza, fue saludado tras su proyección en la Quincena de los Realizadores como una de las obras más complejas, audaces y vigorosas vistas durante estos días en Cannes.

Los otros dos premios de la Crítica fueron concedidos, entre los filmes seleccionados para la sección paralela Una Cierta Mirada, a

la estadounidense American Splendor, de Shari Springer Berman y Robert Pulcini, y entre los de la competición oficial, a la rusa Padre e hijo, de Aleksandr Sokurov.

El concurso se cerró ayer con la película japonesa Shara, de Naomi Kawase, que tiene calidad, pero carece de vuelo formal imaginativo y, por ello, no despega de lo simplemente correcto. Y más atrás quedaron la deleznable Les

côtelettes, un engendro de Bertrand Blier, que recibió un abucheo apoteósico y completamente justificado, pues desperdicia de forma penosa los inmensos talentos de Philippe Noiret y Michel Bouquet; y la nueva cosa -lo que sea, todo menos un filme- del británico Peter Greenaway, titulada Tulse Luper Suitcases, que quizás es interesante observada en un museo de la comunicación o en un DVD casero, con lupa y con empleo a destajo del congelador de imágenes, pero que en una pantalla de cine resulta un pedante y despótico galimatías, una especie de videoarte o de libro visual completamente indescifrable. Y, más atrás aún queda C

arandir

u, que es, ésta sí, una película viva del argentino afincado en Brasil Héctor Babenco, que se pasa bastante de duración, pero que reconstruye con verdad y esplendoroso colorido la espantosa matanza por la policía de los presos amotinados en la cárcel de Carandiru, en São Paulo, el 2 de octubre de 1992.

Los rumorólogos, augures y quinielistas, como siempre aquí, aventuran como películas mejor "colocadas" para entrar esta noche en la lista de los premios oficiales a las que están mejor calificadas en las puntuaciones de los críticos. Éstos sitúan en primer lugar a Dogville, el filme del danés Lars von Trier, que es el que más altas calificaciones alcanza en los paneles tanto de la crítica francesa, que le concede seis palmitas de oro -seguida de Elefante, del estadounidense Gus Van Sant, con cinco; Mystic River, de Clint Eastwood, que tiene otras cinco, y Las invasiones bárbaras, del canadiense Denys Arcand, con cuatro- como de la crítica extranjera, que le concede una puntuación de 3,1 de un máximo posible de 4. Le siguen Lejano, del turco Nuri Bilge Ceylan, con 3; Las invasiones

bárbaras, con 2,7; A las cinco de la

tarde, de la iraní Samira Makhmalbaf, y Swimming

pool, del francés François Ozon, ambas con 2,4; y Elefante, con 2,1. Y se añaden con insistencia los nombres del estadounidense Tim Robbins, la china Zhang Ziyi, la británica Charlotte Rampling, el turco Muzaffer Özdemir y la australiana Nicole Kidman como los mejores situados para los premios de interpretación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 25 de mayo de 2003