Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:BEBER

Los nuevos tempranillos de la Ribera del Júcar

Seis tintos jóvenes con aroma frutal y taninos dulces de una nueva denominación de origen

En el límite este de la provincia conquense, donde el pino mediterráneo inicia la mancha verde y aromática, las noches son frescas y el viento viene cargado de humedad recogida en la cuenca del río Júcar; allí donde el secarral se ablanda, y el guijarro forma una capa profunda que evita la evaporación y rebota la luz contra las uvas, ha nacido una nueva denominación de origen, por nombre Ribera del Júcar, alumbrada bajo los auspicios de la nueva Ley del Vino, lo que hace que sea la primera denominación española en la que sus vinos han sido juzgados y certificados por un organismo externo e independiente, en este caso el Ivicam (el Instituto de la Vid y el Vino de Castilla-La Mancha).

Ribera del Júcar es una zona pequeña, de apenas 9.000 hectáreas de superficie, donde los viticultores se agrupan mayoritariamente en cooperativas, y donde el vino tinto, de soberbia calidad, veía frustrada su carrera hacia el reconocimiento público al ser vendido casi exclusivamente a granel. De estas tierras y estas viñas se han nutrido bodegas prestigiosas, situación aberrante que la nueva denominación de origen trata de remediar. Tienen que recorrer un largo y difícil camino hasta conseguir que toda su producción se venda embotellada, lo que dependerá en gran medida del esfuerzo en promoción y comercialización. Porque la bondad de sus vinos es ya un hecho indiscutible, particularmente sus jóvenes tintos de tempranillo, de color rojo violáceo, bien cubiertos, intenso aroma frutal (mora, cereza, cassis) y excelentes taninos dulces de sorprendente expresividad, que en la boca se resuelven en el tacto suave, la amplitud sápida, el gusto largo y perfumado. Y casi todos a un precio irresistible.

Casa Don Juan 2002

Bodega Cooperativa

Nuestro Padre Jesús

Nazareno. Grado: 13%.

Variedades: tempranillo. Precio: 2,11 euros.

Puntuación: 7/10.

Este vino tiene una nariz muy frutal, llena de matices de fruta y flores, con un paladar sabroso que llena la boca con naturalidad.

Vega Moragona 2002

Bodega Cooperativa

La Magdalena.

Grado: 13%.

Variedades: tempranillo.

Precio: 1,75 euros.

Puntuación: 7/10.

Aunque no muy expresivo para su juventud, este vino tiene una buena presencia frutal punteada de acidez que endurece los taninos.

Teatinos 2002

Bodega Cooperativa

Purísima Concepción.

Grado: 13%.

Variedades: tempranillo.

Precio: 2,11 euros.

Puntuación: 7,6/10.

Excelente juventud que se manifiesta en su aromas intensos, exacerbados, violetas y regaliz en un paladar jugoso que llena la boca.

Casarriba 2002

Cooperativa Nuestra

Señora de la Cabeza.

Grado: 12,5%.

Variedades: tempranillo.

Precio: 12 euros.

Puntuación 8,5/10.

El más complejo y concentrado, con una fruta intensa matizada de especias y cedro. El resultado es un vino muy sabroso, suave y largo.

Monte Manuel 2002

Bodega Cooperativa

Dulce Nombre de Jesús.

Grado: 13%.

Variedades: tempranillo.

Precio: 2,11 euros.

Puntuación: 7,5/10.

Un tinto muy varietal, que descubre notas de regaliz y recuerdos florales, una juventud insolente, con el tanino vivo y un buen equilibrio.

Cinco Almudes 2002

Bodega Cooperativa

San Gines

Grado: 13%.

Variedades: tempranillo.

Precio: 2,11 euros.

Puntuación: 8/10.

Fragante, de aormas frutosos muy mediterráneos, con una complejidad inesperada en la que hay un poco de todo; flores, hinojo; tiene cuerpo, es sabroso

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 2003

Más información