Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 25M | El último día de campaña

Camps y Pla reclaman el voto indeciso

Concluye la campaña de las elecciones autonómicas más abiertas de los últimos años

Los aspirantes con mayores posibilidades a ostentar el cargo de presidente de la Generalitat tras el 25-M, el popular Francisco Camps y el socialista Joan Ignasi Pla, aprovecharon ayer el último día de campaña electoral para reclamar el voto de los indecisos e intentar hacer realidad sus aspiraciones. En el cierre de campaña de las elecciones autonómicas más abiertas de los últimos años por la incertidumbre del resultado, los candidatos de las formaciones minoritarias reforzaron sus perfiles para atraer colectivos específicos y lograr condicionar el futuro gobierno.

Francisco Camps aprovechó ayer la última jornada de campaña para redoblar sus esfuerzos en la circunscripción de Valencia y mantuvo actos en la capital y en la comarcas de La Ribera y L'Horta Sud, antes de concluir esta larga campaña electoral con un acto festivo rodeado de candidatos y simpatizantes en L'Hemisfèric. Tras fotografiarse por la mañana con la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, en el Mercado Central de la ciudad, Francisco Camps mantuvo una comida con militantes en la ciudad de Alzira en compañía del presidente regional y ministro de Trabajo, Eduardo Zaplana. Este fue el último acto de campaña en el que coincidieron, ya que la tarde la dedicó Zaplana a pedir el voto para su candidato en cinco lugares distintos de la provincia de Alicante.

Camps en el cierre de campaña hizo una llamada, dirigida implícitamente a todos los potenciales votantes indecisos, para que los ciudadanos apuesten por "el futuro y el progreso de la Comunidad Valenciana", tras especificar que "el único proyecto" que garantiza ese futuro es el Partido Popular.

En el acto de Alzira, Camps aseguró que la campaña electoral realizada por su formación había sido "la más fácil y sencilla de la historia" porque la había centrado en los resultados de gestión de ocho años de gobierno liderados por Zaplana.

Los socialistas cerraron campaña en Alicante. Ante un millar de personas, el candidato del PSPV-PSOE, Joan Ignasi Pla, dijo: "En 48 horas se superará una etapa en la que el esfuerzo de la Generalitat se ha dirigido hacia los intereses de unos pocos. A partir de mañana se abre una etapa a la modernidad, la tolerancia y la solidaridad". El socialista criticó la herencia negativa que, a su juicio, deja el gobierno del PP, con una elevada deuda y déficits en educación y sanidad. Pla prometió una política de austeridad y de racionalización del gasto. "Vamos a acabar con los gastos en publicidad, propaganda y mentiras", apostilló. En el acto participaron también el número uno por Alicante, Diego Macià, el aspirante a la alcaldía Blas Bernal y la secretaria de Movimientos Sociales del PSOE, Leire Pajín.

No fue el único acto del día. Por la mañana, Pla repartió junto al candidato a la alcaldía de Castellón, Ignasi Subías, decenas de rosas, símbolo todavía hoy del partido, y copias de las 1.111 propuestas socialistas. Después se trasladó a Burriana, donde, apurando las últimas horas de campaña, presentó las políticas de familia en un centro de mayores. Pasadas las once de la noche, llegó desde Alicante y con el tiempo justo a la fiesta de despedida de campaña en la sede del PSPV en Valencia, en la avenida de Blanquerías.

Fue un final de campaña distendido y animado por la música de la orquesta Primera Plana. Allí se congregaron los miembros del equipo de campaña y los candidatos del área metropolitana, que se fueron incorporando conforme cerraban campaña en sus localidades. Pla y el candidato a la alcaldía de Valencia, Rafael Rubio, agradecieron a todo el personal el trabajo y realizaron las últimas valoraciones de campaña.Joan Ribó, el candidato de l' Entesa que agrupa a Esquerra Unida, Els Verds y Esquerra Valenciana, reforzó ayer su perfil nacionalista y eligió dos plazas con fuerte carga histórica. Por la mañana, en Castellón, Joan Ribó visitó la casa en la que se firmaron Les Normes del 32 por su significado histórico y porque "la lengua es algo imprescindible para hacer país", informa María Fabra. El candidato de l'Entesa sostuvo que "sin la unidad de la lengua, el valenciano se convertiría en algo fuera de uso" y quiso dejar claro que su formación siempre ha manifestado "con absoluta claridad" que lo que se habla en Cataluña, en las Islas Baleares y en el Comunidad Valenciana "es una misma lengua con variantes dialectales". Además, el dirigente de Esquerra Unida y candidato de l'Entesa atribuyó a la izquierda los tradicionales movimientos nacionalistas y parafraseó a Fuster: "El País Valenciano será de izquierdas o no será". Así, quiso lanzar un "mensaje de esperanza" para acabar con un "gobierno autoritario y poco democrático que restringe, incluso, la libertad de expresión" y "hacer un país para toda la población, no sólo para aquellos que hacen negocios".

Para el cierre de campaña, Ribó y su coalición eligieron también una plaza de fuerte significato histórico, Xàtiva, donde l'Entesa concluyó la fiesta con la participación del grupo Al Tall en la plaza del Mercado. El candidato reiteró en su parlamento la necesidad de desalojar al gobierno del PP.

En Sagunto, el candidato del Bloc-EV, Pere Mayor, pidió el voto "para acabar" con la mayoría absoluta del PP y lamentó que en la campaña no se haya hablado apenas de cuestiones autonómicas y municipales. "Se ha hablado muy poco de sanidad y educación y no se ha entrado en el fondo de la cuestión, que es el de la financiación autonómica", dijo Mayor, "un tema en el que en el futuro habrá que entrar". El Bloc-EV "consolidará el valencianismo en el Parlamento", según el candidato, que se mostró convencido de que superará la barrera del 5% de los votos para acceder a las Cortes. Los nacionalistas habían previsto cerrar su campaña con un acto en el Teatro Romano, pero Cultura no lo permitió. Eso sí, Mayor celebró allí una muy nutrida conferencia de prensa.

Por su parte, el candidato de Unió Valenciana a la presidencia de la Generalitat, Valerio Eustaquio, cerró la campaña en el parque de San Carlos de Albal. Eustaquio y el presidente de UV y candidato a la alcaldía de Valencia, Josep Maria Chiquillo, insistieron en que su partido ha defendido propuestas para resolver los problemas reales de los valencianos, mientras que el PP y el PSOE han hecho una campaña de elecciones generales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 24 de mayo de 2003