Los atentados de Casablanca acercan a España y Marruecos

Las autoridades españolas se muestran preocupadas por la estabilidad del país vecino

La sangre de marroquíes y españoles corrió junta el pasado viernes por la noche en el patio, convertido en restaurante, de la Casa de España en la ciudad marroquí de Casablanca. Este trágico atentado ha contribuido mucho más que reuniones ministeriales y conferencias de expertos al acercamiento, iniciado a finales de enero tras una larga crisis diplomática, de los dos vecinos del Estrecho. "Es la solidaridad en el dolor mutuo", explica un diplomático.

Más información

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 19 de mayo de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50