Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fallece mientras estaba detenido el principal sospechoso de los atentados de Casablanca

Abdalhak Mul Sebbat tenía problemas de corazón e hígado y murió mientras era trasladado a un hospital, según las autoridades marroquíes

El principal sospechoso de coordinar los atentados suicidas que el pasado 16 de mayo se cobraron la vida de 31 personas, cuatro de ellas españolas, en Casablanca (Marruecos) ha muerto hoy cuando las autoridades del país pretendían someterle a interrogatorio. Según la versión ofrecida por el fiscal de Casablanca, el arrestado ha muerto "como consecuencia de problemas de corazón y de hígado".

Abdalhak Mul Sebbat, detenido el pasado 26 de mayo, ha muerto mientras era trasladado de Fez (centro) a Casablanca, donde iba a ser hospitalizado. "Una autopsia concluyó que murió de causas naturales", ha precisado el fiscal para alejar cualquier duda sobre el trato dado al detenido.

Abdalhak está considerado como el coordinador del grupo que perpetró los atentados, según las declaraciones de los otros tres acusados que comparecieron el pasado lunes ante el fiscal del Tribunal de Apelación de esta Casablanca y que se refirieron a él como el "emir" (príncipe).

Tres jóvenes integristas, entre ellos dos terroristas suicidas que lograron sobrevivir a los atentados, han sido inculpados de "constitución de una banda criminal, atentado contra la seguridad interior del Estado, sabotaje, asesinato y daños que causaron heridas e invalidez permanente".

Conexiones con Al Qaeda

La detención de al menos dos de los 14 o 15 terroristas suicidas, pertenecientes a un grupo integrista marroquí denominado La Vía Recta, ha permitido avanzar rápidamente en las investigaciones, que corroboran las conexiones de este grupo salafista con el terrorismo internacional, más en concreto con Al Qaeda, la red del saudí Osama Bin Laden.

La policía marroquí ha practicado decenas de detenciones en medios integristas del país en relación con los atentados suicidas perpetrados contra el hotel Farah, la Casa de España, un restaurante italiano colindante con el Consulado de Bélgica, la Alianza Israelí y un antiguo cementerio judío.

Las autoridades marroquíes dictaron órdenes de busca y captura contra nueve sospechosos el pasado 21 de mayo y contra otros cuatro el día 24 y divulgaron sus fotografías a través de los medios de comunicación.