UNIVERSIDAD

Un tranvía conectará la UPV con Leioa en 2006

La línea proyectada se prolongará más adelante hasta Sestao, en la Margen Izquierda

Un tranvía enlazará la localidad de Leioa, el campus de la Universidad del País Vasco (UPV) en este municipio y el metro hacia el año 2006. Esa será la primera fase de esta nueva línea de metro ligero, que más adelante se extenderá hasta la Margen Izquierda en la zona de Urbinaga, en Sestao. El consejero de Transportes, Álvaro Amann, el rector de la UPV, Manuel Montero, y los alcaldes de Leioa y Sestao, Karmelo Sainz de la Maza (PNV) y Segundo Calleja (PSE), respectivamente, firmaron ayer un convenio que supone el primer paso en firme de hacer realidad este proyecto, barajado durante años.

Los firmantes se comprometieron a fomentar las adaptaciones urbanísticas y a eliminar los obstáculos que surjan para hacer realidad lo que Amann definió como "uno de los proyectos de mayor contenido político, social y cultural de este país".

Unas 22.000 personas se desplazan cada jornada laborable, en autobuses públicos y de servicio discrecional o en coches particulares, hasta el campus de Leioa de la UPV. El propio consejero de Transportes reconoció que el campus es ahora "una isla aislada y con unas conexiones bastante deficitarias". De hecho, los autobuses-lanzaderas que unen el campus con la estación del metro de Leioa no han tenido el éxito previsto, por lo que se apuesta por la solución del tranvía.

El consejero Amann adelantó los plazos aproximados del proyecto: durante 2003 se someterá el proyecto a información pública, en 2004 se tomarán las decisiones sobre los proyectos de construcción y las obras se realizarán en los años 2005 y 2006. El proyecto es ambicioso. En su primera fase, el nuevo tranvía unirá la estación de metro de Leioa con el centro de esta población, que queda a unos 15 minutos a pie, y después con el campus. El alcalde de Leioa recalcó que, además de las miles de personas que se desplazan hasta la UPV, el tranvía también contribuirá a reducir el tráfico hasta los centros escolares que acoge el municipio.

31 millones de euros

Sainz de la Maza recalcó que este proyecto es "clave para el futuro" de Leioa, ya que ayudará vertebrar una localidad que pretende convertirse en una "pequeña ciudad universitaria". Añadió también el alcalde que el trazado del nuevo tranvía no requerirá modificar el plan general urbanístico, porque "está todo preparado". El coste estimado de la primera fase del tranvía -con una línea de unos 5 kilómetros de longitud- costará unos 31 millones de euros, según informó el consejero de Transportes, quien añadió que los financiará íntegramente el Gobierno vasco.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La segunda fase del metro ligero consistirá en unir Leioa y Sestao, lo que requiere que la línea cruce la ría del Nervión. Este será el punto "más difícil de resolver" del proyecto, según destacó el consejero Amann. El consejero detalló que existen varias posibilidades, entre las que mencionó construir un puente levadizo (como el de Deusto) o "de giro".

En este sentido, el alcalde de Sestao, Segundo Calleja, recalcó que la pasarela sobre la ría deberá ser "móvil", para que el paso del tranvía no interfiera de ninguna manera la actividad de las empresas navieras que existen en la zona. El tranvía llegará hasta la zona sestaotarra de Urbinaga, donde se ubica la estación de metro y va a construirse un intercambiador con la línea de cercanías de Renfe. Calleja, que calificó el proyecto de "extraordinario", recordó que Sestao y sobre todo la zona de Urbinaga, hoy marcada por la marginación, necesitan esta infraestructura de transportes.

Sobre la firma

Naiara Galarraga Gortázar

Es corresponsal de EL PAÍS en Brasil. Antes fue subjefa de la sección de Internacional, corresponsal de Migraciones, y enviada especial. Trabajó en las redacciones de Madrid, Bilbao y México. En un intervalo de su carrera en el diario, fue corresponsal en Jerusalén para Cuatro/CNN+. Es licenciada y máster en Periodismo (EL PAÍS/UAM).

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS