Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES 25M | Los mítines de la oposición

Zapatero acusa al líder del PP de practicar una política de "crispación y división"

Augura que los ciudadanos elegirán en estos comicios a políticos "dialogantes y solventes"

El secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, acusó ayer al presidente del Gobierno, José María Aznar, de "practicar una política de confrontación y división", y auguró que los ciudadanos preferirán a políticos dialogantes y solventes, frente a los que "crispan y dividan". Durante su intervención en un mitin en Burgos para respaldar las candidaturas de Ángel Olivares a la alcaldía de Burgos y Ángel Villalba a la Junta de Castilla y León, Zapatero consideró que "no se puede entender la política desde el enfrentamiento y la falta de respeto al adversario".

En línea con este discurso, Rodríguez Zapatero recordó que Aznar ha pedido a los integrantes del PP que sean humildes y apostilló que "se lo pide cómo si hubieran sido humildes alguna vez él mismo, o Rodrigo Rato o Francisco Álvarez Cascos, o el propio fundador de su partido, Manuel Fraga". Zapatero se mostró convencido de que la sociedad española quiere gobernantes "dialogantes y solventes" y no los que "crispan y dividen".

El secretario general socialista insistió en las referencias de Aznar sobre la educación, en las que relacionó a Gaspar Llamazares, dirigente de IU, con una enseñanza de baja calidad. Sobre este asunto afirmó que lo que más le importa de la educación es sobre todo "la educación en valores". "Y creo que Aznar debería empezar por él mismo y por respetar a este pueblo".

Añadió que "hace años que los españoles no tienen miedo y son gente libre; los españoles no tienen miedo siquiera al Partido Popular".

Tras los gritos de "presidente, presidente", lanzados por los asistentes al mitin, Zapatero comenzó por hacer una referencia irónica a "ese Aznar que recorre España siempre de mal humor". El líder socialista se preguntó porqué ese mal humor si está convencido de que ha sacado a España del rincón de la historia y auguró que "dentro de unos días se le va a mejorar el humor, porque se va a ver a Bush y eso le pone de buen humor".

Zapatero insistió en el "error" que ha supuesto para España alinearse en el conflicto de Irak con Gran Bretaña y dar la espalda a Francia y Alemania. Insistió en que "Gran Bretaña quiere menos Unión Europea, menos fondos de cohesión y menos ayudas a la agricultura y la ganadería". En esa misma línea consideró que el futuro de España está "en la Europa que durante 50 años ha sido territorio de paz y de progreso". "Estábamos bien como estábamos, en Europa, mirando a Latinoamérica y escuchando a los países del Mediterráneo", afirmó.

El secretario general socialista dijo que "en lugar de enfrentar y dividir, el PSOE oferta diálogo y tolerancia" y pidió que se tengan en cuenta la reforma laboral, el desastre del petrolero Prestige y la postura española en la guerra de Irak de cara a las próximas elecciones locales y autonómicas.

"Éstos quieren que una sola potencia ordene el mundo por su superioridad militar -dijo en referencia al Gobierno Aznar y Estados Unidos-, pero igual que la globalización neoliberal se ha mostrado un fracaso, también está claro que el futuro del mundo está en la cooperación en hablar de igual a igual y en respetar a todos los países".

El secretario general del PSOE se mostró también partidario de una política más audaz de apoyo a las familias "que se traduce en más guarderías y escuelas infantiles y una mejor política social, que siempre ha sido una cosa de socialistas y no de la derecha". Añadió que es necesario frenar el precio de la vivienda y apostar por un crecimiento sostenible desde el respecto al medio ambiente.

Para Zapatero, España debe ser un país "unido en Europa, que defienda la legalidad internacional y la fuerza de la colaboración, no de la potencia militar; un país que construya el desarrollo de la Constitución y de las autonomías desde el diálogo y el respeto a las identidades de cada una de ellas; y que no confunda las siglas de un partido con España".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de mayo de 2003