Cartas al director
i

Preguntas a Arístegui

Los voluntariosos esfuerzos de Arístegui para, primero, "legalizar" la guerra contra Irak y, ahora, explicarnos los nobles objetivos de las potencias invasoras (democratizar el país), partiendo de que obra de buena fe y se cree lo que dice, entroncarían en la mejor tradición quijotesca española: son, a la vez, una empresa imposible y desvelan la ingenuidad de su autor.

Me gustaría hacerle cuatro preguntas: todos esos gobiernos/compañeros de viaje ("más de cincuenta") que han apoyado la guerra ¿son, a su vez, democráticos, incluidos Turkmenistán y Uzbekistán?

¿Cuál ha sido ese "papel moderador" del Reino Unido (que no se pierde un bombardeo) y España ante el belicoso Gobierno Bush, vistos los resultados?

¿Por qué se han rechazado el 99% de las peticiones de asilo de ciudadanos iraquíes los últimos años?

Por último, ¿cree de verdad que los Estados Unidos han enviado 200.000 soldados a Irak para derribar estatuas de Sadam Husein y volverse a casa dejando el resto del trabajo a la ONU?

Oyendo el papel que le asigna el moderado Powell, no lo parece.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 20 de abril de 2003.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50