_
_
_
_
CELEBRACIÓN NACIONALISTA DEL ABERRI EGUNA

Arzalluz dice que los vascos están "casi en guerra con Madrid"

El líder del PNV, Xabier Arzalluz, declaró ayer en San Juan de Luz, en el País Vasco francés, que los vascos están "casi en guerra con Madrid", aunque precisó que sus armas son los votos, y el corazón, su pistola. Arzalluz hizo estas afirmaciones en un mitin celebrado por la mañana en el frontón de la localidad vasco francesa.

En alusión al comunicado difundido el sábado por la organización terrorista ETA, que acusaba al PNV y a EA de convertir el Aberri Eguna en un pic-nic, dijo que habrá que celebrar como "un gran día para Euskadi" aquel en que la banda armada comience a hacer "pic-nics con los demás y renuncie a las pistolas".

El líder del PNV, que se expresó en euskera y francés, se refirió también a los 600.000 votos que obtuvo su formación en las últimas elecciones en la Comunidad Autónoma vasca y aseguró que "esa es nuestra pistola", un arma "que no tiene ETA, que no puede dejar la pistola porque sólo sabe hacer eso".

Más información
Ibarretxe descarta cualquier paso atrás en su plan soberanista para Euskadi

Para Arzalluz, el trabajo de los nacionalistas durante los próximos años debe orientarse a conseguir que los vascos "sean un concepto" en Europa, como lo han logrado ya Moldavia o Estonia. En el futuro inmediato se van a abrir "muchos caminos para cambiar las cosas", agregó, y "por eso está nervioso París, y con Madrid casi estamos en guerra".

El presidente de la ejecutiva peneuvista aseguró que a uno y otro lado de la frontera hispano-francesa "todos somos vascos, aunque llevemos un pasaporte en el bolsillo y tengamos diferentes leyes, y eso no nos lo pueden quitar". Sobre la actitud de París frente al nacionalismo, dijo que su táctica consiste en "estar quieto", motivo por el que rechaza la constitución de un departamento vasco.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Arzalluz interpreta que esta decisión no está motivada por el desprecio, sino porque París "tiene miedo" al País Vasco, más que a Córcega". El líder del PNV sostuvo que a la luz de este temor deben interpretarse las dificultades que el Gobierno francés ha conseguido poner para que se vea la televisión en euskera al norte de los Pirineos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_