EL ALCALDE DE MADRID, CONDENADO POR IRREGULARIDADES CONTABLES

Álvarez del Manzano confiesa que está "hecho polvo" y que siente marcharse así del Ayuntamiento

Pálido, sin ganas de hablar y visiblemente afectado por el varapalo que acababa de recibir del Tribunal de Cuentas. Así bajó el alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, a la inauguración del metrosur. A su lado, la concejal de Policía Municipal, María Tardón, intentaba darle ánimos.

El regidor hizo unas breves declaraciones a la prensa tras finalizar la inauguración. El fallo de ayer supone "una situación intermedia que debe tener una resolución definitiva en el pleno del Tribunal de Cuentas", proclamó. "Yo solamente les puedo decir que tengo la conciencia totalmente tranquila, y que los madrileños deben saber que a lo largo de muchos años han tenido un alcalde que ha cumplido con su obligación. Por supuesto, pienso recurrir esta decisión", se limitó a decir Álvarez del Manzano. No admitió ninguna pregunta más de los informadores, a los que dejó con la palabra en la boca tras dar varios pasos al frente.

Más información

Hasta ahí la versión oficial, pero la realidad era muy distinta. El alcalde fue comentando durante la visita que se encontraba muy apenado por este final de mandato. "Estoy hecho polvo. Me parece mentira que vaya a terminar así en el Ayuntamiento después de todo lo que he hecho", le comentó al alcalde de Getafe, el socialista Pedro Castro, mientras visitaban las estaciones del metrosur. "Ni que me hubiera ido al Caribe con mi mujer de placer", añadió mientras bajaba unas escaleras mecánicas.

El recorrido se convirtió en un auténtico suplicio para el regidor madrileño, ya que era el objetivo más que ocasional de las decenas de cámaras y fotógrafos que cubrieron la inauguración del metrosur. Más de una vez le costó sonreír y se le vio un rictus serio, a la par que preocupado. Nada más terminar los discursos oficiales se marchó de Alcorcón para evitar más comentarios en público sobre el fallo del Tribunal de Cuentas.

Por su parte, la candidata del PP al Gobierno regional, Esperanza Aguirre, también se refirió a este asunto durante la inauguración y recordó que, cuando Álvarez del Manzano llegó a la alcaldía en 1991, "rebajó a la mitad los gastos de la cuenta restringida", que pasaron de 84.000 euros a 42.000 euros.

Aguirre añadió que el alcalde de entonces, el socialista Juan Barranco, le dijo a Álvarez del Manzano que estaba "loco, que con eso no había ni para empezar, dadas las necesidades que tenía Madrid". "El Ayuntamiento, antes de llegar Álvarez del Manzano tenía el doble de fondos que hoy [en referencia a la cuenta de libre disposición] y el alcalde ha detallado todos sus gastos. Al contrario que los alcaldes de la década anterior, que no presentaron recibos de lo que ellos habían hecho", señaló Aguirre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 11 de abril de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50