Un centenar de violentos ataca a pedradas la Universidad del País Vasco

La Ertzaintza detiene a siete de los agresores y dos guardas privados sufren heridas leves

Un centenar de violentos lanzó ayer piedras, enormes tornillos y tuercas contra el aula magna de la Universidad del País Vasco (UPV), en Leioa (Vizcaya), en un intento de reventar el claustro. Siete de los agresores fueron detenidos y dos guardas privados sufrieron heridas leves. Aunque rompieron varios cristales de la entrada, la sesión no se interrumpió en ningún momento. El rector, Manuel Montero, destacó el "carácter fascista" del ataque organizado.

El sindicato estudiantil Ikasle Abertzaleak (Estudiantes Abertzales),vinculado a Batasuna, había convocado una "jornada de lucha" coincidiendo con el claustro bajo el lema "insumisión a la LOU". Por eso, desde primera hora de la mañana había cuatro furgonetas de la Ertzaintza en el aparcamiento de la universidad, próximas al aula magna. El máximo órgano de representación de la UPV estaba reunido para aprobar los nuevos estatutos, tal como prevé la Ley Orgánica de Universidades (LOU).

Pasadas las 10.30, recién iniciada la sesión, se oyeron en la sala los primeros impactos. Un centenar de personas -incluidos algunos encapuchados, según aseguró un guarda privado- que había recorrido el campus tras una pancarta firmada por el sindicato abertzale estaban lanzando piedras, grandes tornillos y tuercas contra la cristalera del vestíbulo. Varios guardas que custodiaban la entrada se enfrentaron a ellos e inmediatamente subieron una veintena de ertzainas con material antidisturbios. La concentración fue disuelta con el disparo de pelotas de goma y tres de los agresores fueron detenidos en ese momento. Uno de ellos sufrió una contusión. Otras cuatro personas fueron detenidas después, pues los incidentes continuaron de manera intermitente durante una hora larga en el campus de Leioa.

No es la primera vez que la UPV sufre ataques de este tipo. Hace cinco años, miembros de Ikasle Abertzaleak reventaron otro claustro de la UPV. Llegaron a zarandear al entonces rector, Pello Salaburu, cuando éste intentó arrebatarles la pancarta que portaban. Además, ETA intentó atentar en 2000 con sendas bombas contra una profesora y un guarda de la UPV.

El rector de la UPV, Manuel Montero, condenó por la tarde los "muy graves incidentes" de "carácter fascista" y afirmó desconocer si los detenidos eran alumnos de la universidad. Aseguró Montero que, si lo son, propondrá que se les apliquen sanciones disciplinarias que no especificó. Y añadió que si existen indicios de delito el Rectorado les denunciará ante los tribunales. Preguntado por la quejas de falta de medios expresadas por algún guarda contratado por la UPV, Montero aseguró que "no era previsible" que la protesta incluyera un ataque a pedradas contra bienes y personas. El vicerrector del campus de Vizcaya, Juan Ramón Murua, añadió: "Hemos reforzado las medidas de seguridad, pero es imposible prever estas agresiones. De todos modos, la situación ha estado controlada".

La protesta del sindicato estudiantil abertzale empezó la noche anterior con un encierro en una facultad. Los vigilantes jurados de la UPV desalojaron "uno por uno" a los 108 encerrados, precisó un guarda. La facultad permanecía ayer plagada de pintadas contra la LOU, contra los nuevos estatutos y la propia UPV. También había alguna a favor de Batasuna.

Para la hora de comer, la normalidad era casi absoluta en el campus de Leioa. Los estudiantes tomaban el sol en los jardines. No obstante, dos furgonetas de la Ertzaintza permanecían en el aparcamiento.

La policía autónoma vasca detiene a dos de los participantes en los disturbios de ayer.
La policía autónoma vasca detiene a dos de los participantes en los disturbios de ayer.TXETXU BERRUEZO

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 08 de abril de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50