Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director de 'Egunkaria' presenta denuncia por malos tratos

Martxelo Otamendi, director del diario en euskera Euskaldunon Egunkaria, clausurado por decisión del juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo, presentó ayer una denuncia en los juzgados de instrucción de Madrid por malos tratos que presuntamente le fueron infligidos durante los días que estuvo detenido en dependencias de la Guardia Civil.

Otamendi había sido citado ayer para que declarase en la querella que por presunto delito de colaboración con banda armada presentó el ministro del Interior, Ángel Acebes, contra él y otros tres detenidos en la operación que culminó con el cierre de Egunkaria. Acebes razonó que el hecho de que los detenidos hubieran denunciado haber sido objeto de torturas respondía a que habían seguido el manual de ETA, en el que se indica a sus integrantes que denuncien torturas siempre que son detenidos.

La comparecencia judicial de Otamendi y de sus compañeros fue aplazada al miércoles, ya que todos ellos alegaron que no les había sido notificada la denuncia y no sabían de qué les acusan.

El director de Egunkaria declaró a la salida de la Audiencia Nacional y en una conferencia de prensa posterior: "Nunca he seguido el manual de nadie, sino el manual de mi conciencia y el manual de mi dignidad". Acto seguido, calificó de "absurdo" y "escándalo" la querella de Interior contra él, y ratificó haber sido objeto de malos tratos durante su detención.

"Mensaje de impunidad"

Otamendi consideró que la querella de Acebes contra él por haber denunciado torturas es "un mensaje al túnel de la impunidad: Tranquilos chicos, que os cubrimos". Por si la frase no se había comprendido bien, aclaró que la presentación de la querella constituye un mensaje para aquellos guardias que torturan, para que no se preocupen, que Interior cumplirá su parte querellándose contra todos aquellos a los que se les ocurra denunciar las torturas. Recordó que era la primera vez que un ministro español convocaba una rueda de prensa para hablar exclusivamente de un caso de torturas.

Explicó que finalmente había decidido denunciar el caso en los juzgados de instrucción porque no tiene garantía de que la denuncia que formuló ante el juez Juan del Olmo vaya a tramitarse. Otamendi criticó la celeridad en la tramitación de la querella del ministro del Interior contra él, que contrasta con la lentitud con que Del Olmo investiga las torturas que él padeció. El juez, según Otamendi, alega que el caso está bajo secreto sumarial y que todavía no se ha transcrito su declaración, que fue grabada en cinta. El director de Egunkaria entiende que eso no puede ser obstáculo para retrasar la investigación.

A preguntas de los informadores, Otamendi aseguró que los guardias que le custodiaban le amenazaron de muerte si denunciaba ante el forense, que le visitaba diariamente, los malos tratos padecidos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 26 de marzo de 2003