Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE denuncia que Trabajo hizo doble campaña de pensiones

Los socialistas piden que el Tribunal de Cuentas fiscalice el contrato

El PSOE exige que el Tribunal de Cuentas fiscalice la adjudicación sin concurso por parte del Ministerio de Trabajo de la campaña publicitaria sobre revalorización de pensiones a Carat, presidida en España por el ex portavoz del Gobierno Miguel Ángel Rodríguez, cuando tenía contratado desde noviembre de 2002 el envío de cartas a los ocho millones de pensionistas para precisarles sus ingresos en 2003.

En la campaña informativa postal a los ocho millones de pensionistas, adjudicada a Encuadernación Muro por 600.000 euros, Trabajo incluyó una carta del ministro Eduardo Zaplana y un folleto. Se efectuó entre el 15 y el 18 de enero.

Trabajo justitifica así este envío postal masivo: "Cada enero, se envía una resolución administrativa a cada pensionista para informarle exactamente cómo queda su pensión para el año que nace. Con el desvío calculado ya de la inflación, si ha sido el caso. Si no está de acuerdo, puede recurrir. Es una comunicación que se hace siempre. No depende de que haya o no desvío por inflación. Y se puede encargar en noviembre porque ya se sabe que en enero habrá que enviar la foto de cada una las pensiones, aunque no sepamos cuál será. Por eso pudimos contratarla mediante concurso".

Por contra, la diputada socialista Teresa Cunillera ve en esto un claro despilfarro, ya que dicha campaña informativa a cada uno de los pensionistas coincidió con la campaña publicitaria genérica contratada a Carat y desarrollada esos mismos días en prensa, radio y televisión.

Adjudicación vertiginosa

Todo fue vertiginoso. El 10 de enero, el subsecretario de Trabajo autorizó la contratación de la campaña publicitaria. Se recabaron ofertas a seis empresas. El 13 de enero acabó el plazo. Sólo cuatro fueron evaluadas. Recibió la máxima puntuación Carat. La mayor distancia la alcanzó al valorarse su creatividad. Un informe explica por qué gustó más su idea. "Han oído o han leído [los jubilados], en un momento temporalmente anterior que el Gobierno va a subir las pensiones y leen y oyen que han subido.". Tal enfoque satisfizo a Trabajo: "Ante esta noticia sonríen y adoptan una actitud relajada. El lema es dicho y hecho. Parece la campaña con la que el ciudadano puede identificarse más. Los gestos están contenidos y el hecho de que sean los medios de comunicación los que dan la noticia, le puede dar credibibilidad".

Trabajo despachó con una menor puntuación la idea de Estrategias Creativas: unos jubilados hacían la ola en una parada de autobús tras conocer la noticia de la revalorización. Risas, las justas. Trabajo vio que la "excesiva" alegría de sus simulados y revalorizados pensionistas podría "volverse en contra de la campaña".

El 14 se adjudicaba a Carat. Y, al día siguiente, se firmaba el contrato. Ese mismo día, 15 de enero, comenzaba la campaña con espacios ya reservados por Carat la víspera. Tal agilidad tiene dos lecturas. Trabajo esgrime que Carat se presentó con un material "ya muy hecho". La socialista Cunillera recela: "Hay que ser muy espabilado para tener todo elaborado en este tiempo récord y poder insertarlo al día siguiente de recibir el contrato". "Tal contratación extraordinaria", añade esta diputada, "la justifican al amparo del artículo 210 de la Ley de Contratos, que prevé exceptuarlo del concurso cuando se den tres posibles requisitos: urgencia, condiciones no previsibles o no imputables al órgano que contrata. Pero no vemos ninguna de tales circunstancias". Cunillera diferencia ambas campañas. "La carta enviada al pensionista es una campaña real, pero la otra no. Esa ofensiva publicitaria sólo sirve para decir a todo el mundo 'mirad que guapo soy que subo las pensiones'. Y no es ningún mérito. Si Trabajo hubiera calculado bien no debería corregirlas".

Gerardo Camps, secretario de Estado para la Seguridad Social, replica que la campaña publicitaria, con un coste de 7,2 millones de euros, nació para reforzar la campaña individualizada postal: "Tenía como objetivo alertar a los pensionistas de que el 15 de enero cobrarían una paga adicional por la revalorización de sus pensiones por si llegaba antes este ingreso extra que las cartas y generaba alguna alarma en el pensionista este ingreso injustificado".

"Querido pensionista"

La carta que remitió el ministro de Trabajo a los ocho millones de pensionistas dice así:

"Querido pensionista:

El mantenimiento del poder adquisitivo de las pensiones públicas es un principio básico de nuestro sistema de pensiones. Por eso, cada mes de enero se revaloriza. Es más, para que su capacidad de compra se mantenga, además de esta revalorización, usted va a recibir una paga adicional en función del crecimiento de los precios. Quiero anunciarle también que este año vamos a hacer un esfuerzo por mejorar la cuantía de las pensiones más bajas, que se incrementan por encima de la revalorización general. Asimismo, las pensiones de viudedad aumentan su cuantía al pasar su base de cálculo del 46% al 48%".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de marzo de 2003

Más información