Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atxaga, Felipe Juaristi y Lertxundi avalan una nueva fundación que impulsa IU

La formación de izquierdas busca estimular el debate y la reflexión sobre el federalismo

Izquierda Unida ultima y presentará a finales de este mes una fundación de pensamiento, en cuyo consejo estarán escritores como Bernardo Atxaga, Felipe Juaristi, Anjel Lertxundi y Félix Maraña, o profesores universitarios como Imanol Zubero y Ángel Toña. El proyecto nace "con una vocación cultural y de reflexión" y una de sus primeras iniciativas girará en torno a la figura de Pi y Margall como teorizador de la España federal.

Izquierda Unida ultima la presentación de una fundación cultural y de pensamiento con la que persigue estimular el debate y la reflexión sobre el federalismo y que cuenta entre sus impulsores a nombres significativos del mundo cultural y universitario vasco. Entre ellos están los escritores Bernardo Atxaga, Anjel Lertxundi, Felipe Juaristi y Félix Maraña y profesores universitarios de la UPV, como Imanol Zubero, y de Deusto, como Ángel Toña. La fundación tomará su nombre, Idi Ezkerra (El buey zurdo), de un relato de Gabriel Aresti.

Según su director, el periodista Miguel Ángel Sánchez, la iniciativa nace con "una clara vocación cultural". "Pensamos que la cultura tiene recursos para superar el discurso político y trabajar por la integración", agrega. Desde esa perspectiva, la fundación quiere ser un espacio más amplio que el que ocupa la formación política que la impulsa, asegura.

Idi Ezkerra tendrá como objetivo nuclear impulsar la propuesta de federalismo de libre adhesión defendida por IU como mejor forma de organizar el Estado y pensando en su valor para resolver el encaje de Euskadi y frenar el "creciente deterioro politico, buscando la suma y la integración".

Según Sánchez, "IU ha impulsado este proyecto en el convencimiento de que la propuesta federal es capaz de satisfacer las aspiraciones políticas del conjunto de la ciudadanía vasca, independientemente de su sentimiento identitario". En los estatutos ya depositados el registro de fundaciones del Gobierno vasco, esta nueva entidad de estudio y reflexión declara como objeto constituirse en un "espacio de libertad individual y colectiva" para fomentar el estudio, conocimiento y debate de las ciencias políticas, históricas, culturales, sociales y económicas, con el fin de difundir "propuestas fundamentadas en los valores democráticos de libertad, igualdad y solidaridad desde la perspectiva de la izquierda política".

Entre sus objetivos expresos figura el estudio y la investigación del federalismo como forma de articulación del Estado desde presupuestos de pluralidad e integración, y fomentar el debate sobre los grandes problemas y retos del comienzo de siglo, entre los que se citan la globalización, la inmigración o los movimientos sociales. La fundación buscará el análisis en claves ético-filosóficas de avances científicos como la clonación y su repercusión en las generaciones futuras. En sus estatutos se postula también como defensora de la cultura vasca desde la defensa del "mestizaje y el plurilingüismo".

La nueva fundación, cuyo presupuesto será "modesto", tendrá entre sus primeras realizaciones unas jornadas en torno a la figura del político catalán Francesc Pi y Margall (1824-1901) como teorizador de la España federal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 10 de marzo de 2003