Los médicos de La Vila asisten a una media de tres pacientes por minuto

La plataforma médica denuncia que red de primaria sigue saturada

La junta de personal del área de salud de La Marina Baixa denuncia que los médicos del centro de atención primaria de La Vila Joiosa asisten a una media de tres pacientes por minuto. Según CC OO, esta insólita ratio médico-paciente es el paradigma exagerado de la masificación de los centros de la Comunidad Valenciana. La Plataforma Diez Minutos retomará las movilizaciones para exigir más facultativos y un tiempo "óptimo" de atención.

La saturación de las áreas básicas de salud persiste, dos años después de que la Plataforma Diez Minutos -que engloba a los facultativos de atención primaria de la Comunidad Valenciana- iniciara movilizaciones en demanda de más plantilla que posibilite un tiempo "óptimo" de atención al paciente. En la actualidad, el 34% de los centros de atención primaria de la Comunidad Valenciana sobrepasa las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, que fija 1.500 pacientes por médico.

A finales de marzo de 2001, los facultativos de la red asistencial de primaria -cifrada en, al menos, 10.000 médicos- se movilizaron para reclamar una reducción de enfermos por profesional y poder dedicar, al menos, diez minutos por paciente. La Administración se comprometió, entonces, a solventar el problema. Dos años después, el panorama sanitario valenciano, según CC OO, es "idéntico". El sindicato reclama que se materialicen sus reivindicaciones basadas fundamentalmente, según Arturo León, de CC OO, en la limitación de los cupos que un médico tiene por paciente y en la articulación de un reglamento relativo al funcionamiento de la atención primaria. "Actualmente hay una gran desigualdad entre los cupos, dado que no hay criterios establecidos en base a la cualidad del usuario", apuntó León. "Los ancianos y los menores acuden más al médico que la población de edad media", añadió el sindicalista.

En opinión de este sindicato, el principio que inspiró la Ley General de Sanidad, en vigor desde 1986, de basar la prestación sanitaria en la prevención no se ha logrado, transcurridos 17 años. El reglamento exige sustituir los consultorios -inspirados en un modelo sanitario heredado de los años cuarenta-, por los denominados centros de atención primaria. Éstos, con equipos multidisciplinares, combinan la asistencia sanitaria con programas de medicina preventiva y de atención integral al ciudadano. Sin embargo, a fecha de hoy, el nuevo modelo sanitario sólo se ha implantado al 100% en diez de las 20 áreas básicas de salud de la Comunidad Valenciana, según datos recogidos en la memoria de 2001 del Centro Económico y Social (CES) de la Comunidad. En diciembre de 2001, el número de ambulatorios supera ampliamente al de centros de salud (563 ambulatorios frente a los 224 centros de atención primaria). Las áreas con menos cobertura del nuevo modelo son la zona metropolitana de Valencia (61,3%) Elche (61,8%) y el área metropolitana de Alicante, con un 63,6%. De esta forma, según el CES, el tiempo medio que un médico dedica por paciente es de seis minutos en los centros valencianos.

Salvador Roig, responsable de Sanidad de CC OO en L'Alacantí -uno de los núcleos con menor implantación del nuevo modelo- considera "indispensable" que la Administración "adecue" los centros de salud a las tarjetas sanitarias. Los centros de salud de los barrios de Florida y Babel son exponente de "la lentitud" de la Administración a la hora de planificar la dotación de medios humanos y materiales.

Roig resalta que la masificación y el desorden de los recursos humanos y materiales incide en el escaso tiempo medio que un facultativo dedica a la atención de los pacientes y, por ende, repercute en la calidad asistencial.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS