Las adopciones de niños en el extranjero se duplican en dos años

El 65% de los niños prohijados en el extranjero proceden de China y Rusia

La adopción internacional crece a pasos agigantados en Cataluña. Si en el año 2000 se adoptaron 558 niños en el extranjero, en 2001 fueron 1.047, y el año pasado, 1.056. Estos menores procedían de 29 países, aunque la mayoría eran de China, con 434 del total, y Rusia, con 256. Si se comparan estas cifras con las de otras comunidades del resto de España, Cataluña es líder, y también se sitúa por delante de Suecia y Dinamarca.

Respecto a las adopciones de niños nacidos en Cataluña, la cifra se mantuvo estable en 2002 con 98 menores, 26 de los cuales eran hijos de una persona o pareja de origen inmigrante. Así, la Generalitat gestionó un total de 1.154 adopciones durante el año pasado. Por edades, el 80% tenían menos de tres años.

La consejera de Bienestar y Familia, Irene Rigau, atribuyó ayer este aumento a "la mayor sensibilidad de las familias ante la difícil situación que viven, por ejemplo, las niñas en China" y a la "vocación abierta y universal de los catalanes". Rigau señaló durante la presentación del balance de las adopciones que, en esta materia, Cataluña "tiene un comportamiento más parecido al norteamericano que al europeo".

El coste medio de una adopción internacional está entre 7.000 y 12.000 euros, dependiendo del país de origen. El tiempo medio de espera también varía según el país, la demanda y el tiempo que tienen que permanecer los futuros padres en el país cuando van a recoger a los niños. Aunque China y Rusia suelen ser los más caros, también son los que tramitan las solicitudes con más celeridad y los que tienen una asignación de niños mayor.

La cifra de menores acogidos aumentó el 11% el año pasado y se situó en 467. Rigau evaluó de forma positiva el primer año de funcionamiento del programa de acogida de fines de semana y vacaciones. En 2002, 90 niños se beneficiaron de este plan, en el que participaron 67 familias.

Los padres adoptivos suelen ser mayoritariamente personas sin hijos, aunque la consejera subrayó que está aumentando el número de parejas con hijos biológicos que optan por la adopción.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 05 de marzo de 2003.