Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación abre expediente al colegio de Torrevieja para aclarar la muerte de un niño

La Consejería de Educación ha abierto un expediente informativo al colegio público El Acequión, de Torrevieja (Vega Baja), para esclarecer las circunstancias del accidente del martes en el que murió un niño. El director del centro, Santiago Mancebo, aseguró ayer que tres cuidadores se hallaban en un radio de cinco a diez metros en el momento del accidente.

Cuando ocurrieron los hechos, cerca de un centenar de menores, de entre seis y doce años, jugaban en el patio. Mancebo recalcó que el centro cumplía las medidas relativas al control de los menores durante el horario extra escolar y descartó cualquier tipo de negligencia. "El suceso fue inevitable al 100%", apostilló. El responsable de Educación, Herminio García, manifestó que la Consejería pondrá a disposición del alumnado atención psicológica.

Según fuentes del centro, el siniestro se produjo sobre las dos y cuarto de la tarde, cuando los niños salieron al patio después de comer. El niño se encaramó a una puerta de barrotes -con cristales abatibles en su parte superior, a unos dos metros de altura- que da acceso al almacén del material deportivo. Los cristales cedieron y cayeron sobre el pequeño, que le perforaron el abdomen. Un cuidador, que se encontraba a unos cinco metros del lugar del accidente, vio la caída del menor pero no pudo hacer nada para evitar el suceso, según explicó el director del centro.

Fue el propio cuidador quien dio los primeros auxilios al pequeño. El herido fue trasladado al Hospital comarcal de la Vega Baja, en Orihuela, donde falleció desangrado. "Los médicos nos informaron de que la lesión era irreversible", relató Mancebo notablemente afectado por el suceso.

Tras lamentar el trágico suceso, la Confederación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (Ampas) de la Comunidad, Gonzalo Anaya, exigió, través de un comunicado, que los centros instalen las normas de seguridad recogidas en la Logse. "Al igual que ocurre con los adultos, para los que existen unas normas de seguridad e higiene en el trabajo, también hay unas medidas de prevención de riesgos escolares para los centros donde estudian los niños".

La Guardia Civil ha abierto una investigación. El funeral por el niño se celebró ayer en el tanatorio de Torrevieja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de marzo de 2003