Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La policía interviene en una fiesta en Sevilla donde había menores en coma etílico

La Policía Local intervino en la madrugada del pasado viernes en una fiesta que se estaba desarrollando en la Sala Sunflowers, de Viapol, en Sevilla, donde la mayoría de los 400 asistentes eran menores, de entre 14 y 16 años. Algunos de ellos estaban inconscientes tras haber ingerido grandes cantidades de alcohol, según los agentes.

Los hechos, según explicaron fuentes municipales, comenzaron a las 4.20 del pasado 28, cuando un patrullero de la Policía Local, alertado por varios jóvenes, atendió a un menor, D.S.I., de 17 años, que se encontraba tirado en la calle, en coma etílico y sangrando por la boca. Fue evacuado por el servicio de emergencias sanitarias 061 al Hospital Virgen del Rocío.

Los siete acompañantes de este joven relataron que habían ingerido bebidas alcohólicas en una fiesta que se estaba celebrando en la sala Sunflowers, situada en la calle José Recuerda Rubio, y dijeron que los porteros de este establecimiento les habían sacado del local insultándoles y agrediéndoles, incluido al chico que se encontraba en coma etílico, y negándoles el libro de reclamaciones. Algunos de estos jóvenes tuvieron que recibir auxilio e incluso uno, A.P.M., presentaba también lesiones y se encontraba en coma etílico.

Al acudir al local, los agentes observaron que en las inmediaciones había varios jóvenes en coma etílico, y, una vez dentro, tuvieron que auxiliar a varios de los asistentes que estaban tumbados en el suelo e inconscientes, entre ellos dos menores de edad.

La empresa propietaria de la discoteca Sunflowers negó su relación con la fiesta, que calificó de "privada" y que los organizadores aportaron su propio personal y bebidas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de marzo de 2003