Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Cámara de Cuentas certifica que las empresas públicas redujeron sus pérdidas un 43% en 2001

El informe refleja que el Gobierno andaluz ejecutó el 74% de las inversiones presupuestadas

El consejero mayor de la Cámara de Cuentas, Rafael Navas, presentó ayer al presidente del Parlamento andaluz, Javier Torres Vela, el informe anual de este órgano auditor sobre las cuentas autonómicas, en este caso del año 2001. Navas, quien destacó que el Ejecutivo andaluz ha aceptado algunas de las recomendaciones de la Cámara, señaló que las pérdidas de las empresas públicas de la Junta disminuyeron sensiblemente hace dos años. Según la contabilidad supervisada por la Cámara, las firmas de capital autonómico perdieron 88,4 millones de euros, un 43% menos que en 2000.

La Junta aumentó notablemente su aportación de recursos a las empresas autonómicas en 2001 hasta alcanzar los 1.023 millones de euros, un 31% más que el año anterior. Las pérdidas, según la contabilidad auditada por la Cámara de Cuentas, se quedaron casi en la mitad respecto a 2000, ejercicio en el que los números rojos se dispararon hasta los 156,9 millones, frente a los 27,8 de 1999 y los 40,8 de 1998. En 2001, las menores pérdidas de Santana Motor y el Instituto de Fomento de Andalucía, permitieron unos mejores resultados.

La Cámara de Cuentas refleja que los mejores resultados los logró la Empresa Pública de Suelo de Andalucía, con 9,37 millones de euros, mientras que Soprea, firma vinculada al IFA registró las mayores pérdidas, con un resultado negativo de casi 26 millones de euros. Sin embargo, la Cámara de Cuentas imputa a Canal Sur TV los peores resultados en su actividad ordinaria (pérdidas de 110 millones de euros), ya que considera que las subvenciones que la Junta considera de explotación (para bajar el precio de su actividad) tienen en realidad el objetivo de reducir pérdidas, por lo que deben contabilizarse dentro de los resultados extraordinarios.

Endeudamiento

El informe de la Cámara de Cuentas muestra que las empresas públicas autonómicas redujeron su endeudamiento financiero hasta los 270 millones de euros, frente a los 325 que computaban en 2000.

Respecto a las cuentas de la Junta, la Cámara de Cuentas certifica que se cumplieron "las condiciones contempladas en el programa para la reducción paulatina del déficit no financiero y la deuda pública total hasta alcanzar el déficit cero o superávit". La Junta presentó un saldo presupuestario no financiero de 5,8 millones de euros, que la Cámara de Cuentas deja en su informe en 1,5 millones.

La mayor diferencia se da en el resultado global del ejercicio, incluidas operaciones financieras, que según la Junta, arrojó un superávit de 240 millones de euros y que, según la Cámara de Cuentas se quedó en un déficit de 11 millones. Navas explicó que esa diferencia se debía a la contabilización de créditos por un monto superior a los 245 millones de euros que la Junta carga a cuenta de los remanentes de tesorería, cuando en los últimos años esta partida no ha arrojado resultados positivos (928 millones de pérdidas en 2001).

La Cámara de Cuentas valora la gestión de la deuda pública autonómica a cargo de la Consejería de Economía. Así, el tipo de interés que paga la Junta bajó del 6,9% al 6,6%y la vida media de la deuda pasó de 7,3 años a 6,8 años.

Sobre el grado de ejecución de los presupuestos, Navas explicó que éste es casi total en lo referente a las operaciones corrientes, mientras que en lo que respecta al gasto de inversión, la ejecución se queda en el 74,5%. El consejero mayor consideró "muy positivo" que por primera vez se incluyera una memoria explicativa de los objetivos presupuestarios.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de marzo de 2003