Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Fotonoticia:

Atentado a un bien cultural

Una de las figuras del mítico Toro de Osborne, que desde 1957 vigila las carreteras españolas, ha sufrido daños graves. El cartel creado por Manuel Prieto instalado en la nacional 330, en la pedanía ilicitana de Torrellano, ha sido decapitado, como se aprecia en la fotografía. El atentado se registró durante la madrugada del sábado al domingo, según un denunciante. El Toro de Osborne fue declarado Patrimonio Cultural y Artístico por el Congreso de los Diputados en noviembre de 1994. Fue el Tribunal Supremo quien dio la razón a la marca Osborne frente a Ley de Carreteras y la instalación de publicidad en los arcenes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 4 de marzo de 2003