El presidente de Chile cambia a siete de sus ministros

El ministro del Interior, Insulza, es el gran beneficiado por el ajuste

El presidente chileno, Ricardo Lagos, ha realizado el mayor ajuste del Gabinete en sus casi tres años de gobierno con el cambio de siete ministros. Aunque el mayor partido de la coalición, la Democracia Cristiana, mantiene su predominio, no ha logrado ocupar todas las posiciones esperadas. Los análisis coinciden en que el ministro del Interior, el socialista José Miguel Insulza, es el gran beneficiado.

Los cambios, anunciados en la noche del viernes (hora española), no comprometen a las figuras clave de Interior, Hacienda, Relaciones Exteriores y Defensa, incluyen a dos de los ministros del área política y a cinco carteras sectoriales, en modificaciones que mantienen los equilibrios gruesos entre los partidos de la coalición gobernante. La ceremonia de juramento tendrá lugar mañana.

Con su Administración próxima a iniciar el 11 de marzo los últimos tres años de seis, el socialista Lagos decidió los relevos para insuflar el "segundo aire" a un Gobierno que ha enfrentado el desgaste provocado por un menor crecimiento económico del previsto, acusaciones de corrupción contra parlamentarios y ex funcionarios, y pugnas intestinas en la coalición.

Este cambio de Gabinete, el cuarto que realiza Lagos y el de mayor envergadura numérica, no causó sorpresa y las interpretaciones coinciden en que el ministro del Interior y jefe del Gabinete, el socialista José Miguel Insulza, salió fortalecido del proceso, mientras el mayor partido de la coalición, la Democracia Cristiana (DC), quedó con un sabor agridulce.

Lagos relevó a dos de los ministros de La Moneda, el portavoz del Gobierno, Heraldo Muñoz, del Partido por la Democracia (PPD), y el ministro de la Presidencia, el democristiano Mario Fernández, mientras el tercero, Insulza, conservó su cargo. En sus reemplazos designó a dos avezados políticos de los mismos partidos: como portavoz al ex subsecretario Francisco Vidal y en la presidencia al ex diputado Francisco Huenchumilla.

Muñoz, amigo personal de Lagos, cumplió su última misión como portavoz al anunciar él mismo el ajuste ministerial, aunque declinó comentarlo. Uno de los nuevos rostros de mayor envergadura que llega al Gabinete es Sergio Bitar, ex senador, ex presidente del PPD y quien en su juventud fuera ministro de Minería del presidente Salvador Allende. Bitar asumirá en Educación, en reemplazo de la DC Mariana Aylwin, hija del ex presidente Patricio Aylwin (1990-1994). También hubo reemplazos en las carteras de Justicia, Salud, Planificación y Mujer.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

La DC mantuvo su predominio y quedó con siete ministros de un total de 17, aunque no con todas las posiciones que ambicionaban ni con figuras muy cercanas al líder de este partido, Adolfo Zaldívar, mientras los socialistas tienen tres y el PPD cuatro.

Sólo el Partido Radical Social Demócrata, el socio menor de la coalición, perdió un ministerio, Justicia, que quedó en manos de un independiente. La oposición criticó las modificaciones como menores y decepcionantes. El nuevo Gabinete "no es el dream team", dijo un dirigente de la derecha.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción