Educación rechaza la "ocupación" de los interinos y anuncia que denunciará los "hechos ocurridos"

La Junta ordena el desalojo de los docentes, que impidieron la entrada a los funcionarios

El encierro que durante casi 24 horas mantuvieron cerca de 200 docentes interinos en las dependencias de la Consejería de Educación para mostrar su rechazo a la oferta de empleo docente convocada por la Junta terminó a las 11.00 horas de ayer de forma pacífica. El viceconsejero de Educación, Sebastián Cano, ordenó su desalojo después de que los profesores impidiesen durante tres horas la entrada de los cerca de 1.500 funcionarios que trabajan en el edificio Torretriana. Cano, que rechazó la "ocupación violenta", indicó que la Junta denunciará los "hechos ocurridos".

En ausencia de la consejera de Educación, Cándida Martínez, que ayer se encontraba en Almería, su segundo, Sebastián Cano condenó de nuevo la "violenta actuación" de este grupo de docentes interinos que, dijo, "sólo es reflejo del comportamiento de unos pocos y de aquellos que le representan sindicalmente", en referencia al Sindicato Andaluz de Docentes Interinos (SADI), muñidor del encierro. El viceconsejero de Educación justificó la demora en el desalojo de los profesores encerrados alegando que se optó por tratar de "regular el conflicto" de "forma pacífica".

"No ha sido posible porque los interinos han impedido la entrada de los funcionarios, por lo que nos hemos visto obligados a dar la orden de desalojo a la policía, que ha sido pacífico", explicó Cano, que reiteró su rechazo a la "actitud antidemocrática" mostrada por los interinos "al ocupar las dependencias de la Consejería". Asimismo, apuntó que la Junta va a evaluar los daños causados por los docentes en las dependencias del edificio Torretriana, tras lo cual se denunciarán ante la policía "los hechos ocurridos" por si "hubiera que dirimir responsabilidades penales". Estos desperfectos sólo eran visibles en la cancela de la entrada que los interinos vencieron para acceder al edificio y en las numerosas pintadas que realizaron tanto en el exterior como en el interior de Torretriana.

El viceconsejero acusó a los líderes del SADI de haber frustrado cualquier intento de negociación sobre sus reivindicaciones al negarse a escuchar cualquier oferta que no fuese la retirada de la oferta de empleo docente -4.500 plazas para maestros de infantil y primaria-. "El director general de Recursos Humanos, Carlos Gómez, se reunió con ellos al mediodía de ayer [por el jueves] y poco después lo hice yo mismo, pero sólo querían que se retirase la oferta", dijo Cano, quien aseguró que Educación no negociará con un solo sindicato este asunto porque "eso sería un desprecio para las demás organizaciones presentes en la mesa sectorial". "No hay otro foro de negociación más que la mesa sectorial. Si se han presentado a unas elecciones democráticas es porque aceptan las reglas del juego", indicó Cano, que aseguró que Educación no abrirá expedientes a los docentes implicados en el encierro.

El SADI defiende que esta masiva oferta de empleo además de dejar sin trabajo a más de 2.000 interinos complicará aún más la situación de este colectivo, que en Andalucía lo integran cerca de 20.000 profesores. Pese a ser la segunda organización sindical tras CC OO en el sector de la enseñanza tras las últimas elecciones -impugnadas por USTEA y aún por celebrar en tres provincias-, el SADI se opone a que este tema se trate exclusivamente en la mesa sectorial. "Es un asunto que nos afecta sólo a nosotros y por eso exigimos una negociación bilateral", explicaba ayer Jesús Cabellero, portavoz del sindicato de interinos a su salida del encierro.

Por su parte, la consejera de Educación, Cándida Martínez, rechazó de nuevo desde Almería las críticas vertidas por el SADI contra la oferta de empleo docente y aseguró que los interinos no tienen que temer por su futuro laboral después de que se haya alcanzado un acuerdo de estabilidad docente que califica de ser "el mejor que se ha firmado en cualquier comunidad".

"Este pacto de estabilidad recoge que los interinos que a finales de 2000 contaban con sólo un año de antigüedad tienen garantizados otros cinco de estabilidad y que los mayores de 55 años están estables para lo que les resta de carrera docente", aseguraba la consejera, quien volvió a mostrar su rechazo a la actitud mostrada por el SADI. "Desde la violencia es imposible avanzar. Además no es el mejor ejemplo que se le puede dar a los alumnos cuando estamos hablando de la educación en valores, en tolerancia, respeto y regulación pacífica de los conflictos", dijo Martínez. También la Confederación de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CODAPA) criticó la "violenta" actuación ejercida por un grupos de docentes interinos y miembros del SADI a la hora de reivindicar mejoras laborales.

Por su parte, CC OO anunció ayer que sus servicios jurídicos están preparando una denuncia contra el SADI, sus dirigentes y algunos afiliados, por las agresiones que sufrió su sede al paso de la manifestación de interinos el pasado jueves. Además de daños materiales, CC OO asegura que una de sus trabajadoras resultó herida al ser alcanzada por un objeto que se lanzó desde la marcha de los interinos.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción