El comercio tradicional consigue crecer pese al notable avance de las grandes superficies

Un estudio refleja que los establecimientos detallistas aumentaron un 11% de 1996 a 2002

El comercio tradicional valenciano ha conseguido por el momento aguantar el envite de los grandes formatos y seguir creciendo. Un estudio elaborado por iniciativa de la Federación Alicantina de Comercio (Facpyme) refleja que el número de establecimientos comerciales detallistas creció un 11,11% entre 1996 y el año pasado. El informe recoge un aumento del 15% en el número de grandes superficies y formatos de más tamaño al tiempo que también crecen los comercios tradicionales. La Comunidad Valenciana contaba a finales de 2002 con 77.154 establecimientos detallistas.

El informe elaborado por Facpyme, integrada en la Confederación Valenciana de Comercio (Covaco), considera que en los últimos años la Comunidad Valenciana ha vivido una evolución "equilibrada" en el número, superficie y actividad de los diferentes tipos de comercio. "Todas las actividades comerciales han aumentado el número de establecimientos", concluye el estudio elaborado para el Observatorio de Comercio bajo el título Incidencia de la Normativa de Ordenación Comercial en la Comunidad Valenciana. En el periodo analizado se han detectado algo más de 7.700 nuevos establecimientos, que suponen un aumento del 11,11% y que dejan la cifra de comercios detallistas en 77.154 (ver gráfico adjunto). El estudio entiende que la normativa de ordenación comercial "ha incidido" en este equilibrio comercial.

El estudio, realizado por COTO Consulting con datos del Registro general de actividades comerciales de la Generalitat o del Instituto Nacional de Estadística, entre otros, divide la evolución del sector en dos periodos: entre 1996 y 1999, cuando detecta un crecimiento conjunto más moderado, y una segunda etapa que alcanza hasta 2002 y en la que se duplicó el crecimiento. El comercio de alimentación es el que cuenta con más tiendas y aglutina al 36% del total.

Entre los establecimientos de más tamaño la evolución, aunque en conjunto positiva, ha sido desigual. Así, los autoservicios y superservicios han registrado un retroceso superior al 4%, provocado por el avance de los supermercados, según aclaran fuentes del sector. La cifra de supermercados, de hecho, ha crecido por encima del 20% en este periodo. El estudio, asimismo, refleja que la Comunidad Valenciana ha perdido un hipermercado entre 1996 y 2002 ( en Sant Vicent del Raspeig). Una situación, explican fuentes consultadas, que no evita que proliferen los "hipermercados pequeños", aquellos que rozan el límite de los 2.500 metros que los considera hipers.

En conjunto, la superficie ocupada por el comercio detallista ha crecido un 24,19% en los últimos años hasta superar los 6 millones de metros cuadrados. Este crecimiento ha sido más fuerte en Alicante, con un 35% más de superficie, del 20,4% en Valencia y del 15,19% en Castellón.

Auge de centros comerciales

Los centros comerciales han proliferado en los últimos años en la Comunidad Valenciana con más fuerza que en el resto de España. Según recoge el estudio de Facpyme, el año pasado había en territorio valenciano 36 centros comerciales, seis más que en 1999 y que suponen un incremento relativo del 20%. Este aumento es casi ocho puntos superior al registrado de media en España, donde esta fórmula comercial creció un 12,43%. En cifras absolutas, además, la Comunidad Valenciana es la cuarta autonomía española con más centros comerciales, tras Madrid, que aglutina a un centenar, Andalucía, con 64, y Cataluña, con 45. El 8% de los centros comerciales españoles están en la Comunidad Valenciana.La evolución de la Superficie Bruta Alquilable (SBA) tamibén ha crecido por encima de la media española. La SBA en la Comunidad Valenciana creció entre 1999 y 2002 por encima del 51%, mientras que este porcentaje en el conjunto de España creció casi un 39%.Otro de los datos que recoge el estudio de Facpyme es el aumento de las dimensiones medias de los comercios detallistas, con un avance de los locales de más de 50 metros cuadrados y un retroceso de los establecimientos que cuentan con menos de 28 metros cuadrados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0020, 20 de febrero de 2003.