Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zaplana acusa a Pla de mentiroso Puig exige una comisión de investigación

El ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Eduardo Zaplana, acusó ayer al diputado socialista y secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, de "mentir" el pasado martes en la Comisión de Administraciones Públicas del Congreso de los Diputados. Pla no logró que el ministro compareciese para explicar su relación con Aguas de Valencia, pero sí aludió a un acta notarial y un vídeo para demostrar que Zaplana presionó para forzar la salida de dos altos cargos de la compañía hídrica, luego despedidos por supuestas irregularidades. Zaplana había negado días antes las acusaciones de Pla.

En una carta escrita en primera persona y sin el membrete ministerial, Zaplana arremete contra Pla por haber hecho un mal uso del Congreso de los Diputados, "al llenar de falsedades el diario de sesiones como los hechos demuestran". Según recuerda el ministro, Pla se comprometió a probar documentalmente en el Parlamento que había faltado a su palabra, pero "las afirmaciones realizadas en la comparecencia son absolutamente falsas".

Y continúa el ministro: "Estas situaciones de rumorologías me han acompañado muchas veces (fruto de la impotencia de mis opositores), pero no creí que fuera capaz de realizarlas un diputado en sede parlamentaria, a sabiendas de su más absoluta falsedad". En referencia a los escritos de compañías privadas que "ha manejado Pla", Zaplana recordó el testimonio de los socios de Aguas de Valencia, "que han dejado clara, la no injerencia en asuntos de la compañía".

Zaplana atribuyó a la falta de discurso político de Pla su intento de "manchar la honorabilidad" de las personas y de "acudir a la mentira para salvar su comparecencia".

Comisión de investigación

En la sede socialista, el portavoz del grupo en las Cortes Valencianas, Joaquim Puig, respondió al ministro: "Si no tiene nada que esconder, y si las imputaciones que le ha hecho el secretario general del PSPV no son ciertas, ¿por qué están bloqueando la comisión de investigación solicitada por su grupo?".

Según Puig, si el PP se niega a crear esta comisión, "estará reconociendo implícitamente que Zaplana está comprometido en la trama de Aguas de Valencia, tanto en la designación y destitución de sus representantes en el consejo de administración, como de su intención de presionar a la filial francesa Saur, para invertir en la creación de un grupo mediático afín".

El portavoz parlamentario pidió a los responsables del PP que "dejen de marear y no amenacen, y si tienen alguna prueba de que las afirmaciones hechas por Pla no son ciertas, no tienen más que ir al juzgado". Puig destacó que el comunicado personal difundido ayer por Zaplana, "no hace más que constatar el grado de nerviosismo que tiene, por haber sido sorprendido, con pruebas indiscutibles, en pleno escándalo político, donde se mezclan y confunden peligrosamente, los intereses institucionales, partidistas y personales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de febrero de 2003