Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los dueños de casas desocupadas en Sevilla pagarán un 50% más de IBI

El pleno acepta por unanimidad la adaptación a la reforma fiscal

El pleno del Ayuntamiento de Sevilla aprobó ayer por unanimidad la adaptación de sus ordenanzas fiscales a la reforma que el Gobierno aprobó en diciembre y que acabó con el Impuesto de Actividades Económicas (IAE). Con la adaptación, que cada grupo vende como éxito político propio, se aprobaron varios recargos y bonificaciones. Tras las modificaciones, los propietarios de viviendas desocupadas en Sevilla tendrán que pagar un recargo del 50% en su cuota del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI).

La reforma de las ordenanzas fiscales del Ayuntamiento aprobada ayer por unanimidad tiene el objeto de adaptarl la normativa municipal a la nueva ley de haciendas locales, que eliminó el IAE para todos los pequeños comerciantes y profesionales con una facturación anual inferior al millón de euros. Además, la propuesta presentada por el delegado municipal de Hacienda y aceptada por todos los grupos municipales, incluye diversas bonificaciones en el IBI: hasta el 50% para familias numerosas, en función del número de hijos y de su capacidad económica, y para viviendas de protección oficial.

El Ayuntamiento aprobó, respecto a esa misma figura impositiva, un recargo del 50% para los inmuebles de uso residencial desocupados. El objetivo de esa modificación, según Carrillo, es favorecer la incorporación de esas casas al mercado de alquiler y aliviar, en la medida de lo posible, las dificultades de muchos sevillanos para acceder a la vivienda.

El portavoz adjunto del Partido Popular, José María Pareja, afirmó que las nuevas ordenanzas son "un logro imputable en exclusiva" al Gobierno central, responsable de la reforma fiscal que ha provocado esta adaptación. Carrillo le contestó que, dentro del margen de la nueva normativa, cada municipio la aplica en mayor o menor medida. "La decisión de beneficiar a las familias numerosas o de gravar las viviendas desocupadas es del Ayuntamiento", aseguró el concejal socialista.

La portavoz adjunta de Izquierda Unida, Paula Garvín, justificó su voto favorable a las ordenanzas fiscales, la primera vez desde 1995, en la aprobación del recargo a las viviendas desocupadas, una propuesta de IU entonces. "Nos alegra que, al cabo del tiempo, nuestras iniciativas se asuman como razonables", dijo Garvín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de febrero de 2003