Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
AMENAZA DE GUERRA | La posición de la Alianza Atlántica

Robertson pierde su buen carácter frente a Alemania, Francia y Bélgica

George Robertson, el secretario general de la OTAN que abandonará el cargo en diciembre, aunque algunas voces apuntan a que pueda hacerlo antes, perdió el pasado miércoles su acreditado buen carácter que tantas simpatías le ha granjeado, al acusar sin ambages a Francia, Alemania y Bélgica de pretender destruir la organización.

"La OTAN es la propiedad colectiva de las naciones. Ustedes son responsables si quieren saquearla", les dijo a los embajadores de esos tres países en un momento de la breve reunión de apenas 20 minutos que mantuvo el Consejo Atlántico esa noche, y que no sirvió para mover posiciones.

"Todo el mundo debe ser consciente de las consecuencias. Sí, la Alianza Atlántica se verá afectada y de manera muy grave", les advirtió. "Y más importante aún es que ustedes están jugando con la seguridad de uno de los aliados, Turquía", añadió George Robertson.

Parte de estas declaraciones fueron filtradas a la televisión pública belga RTBF, que dio cuenta del hecho el viernes por la noche en su último boletín de noticias.

No contento con su reprimenda, el afable escocés, antiguo ministro de Defensa del laborista Tony Blair durante la guerra de Kosovo (1999), les comunicó que enviaría todas sus notas en un mensaje escrito a los líderes de los 19 países aliados. Y así lo hizo. "Tanto Estados Unidos como George Robertson han jugado imprudentemente dramatizando la crisis como instrumento de presión, lo cual ha sido un error", opinaba ayer un alto cargo diplomático.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 16 de febrero de 2003