CATÁSTROFE ECOLÓGICA | Las consecuencias del desastre

El destituido consejero de Medio Ambiente dirigirá el parque de las Islas Atlánticas

Santiago de Compostela - 04 feb 2003 - 23:00 UTC

Carlos del Álamo, relevado hace dos semanas como consejero de Medio Ambiente de la Xunta de Galicia, ha sido una de las escasas víctimas políticas del Prestige, pero va a seguir vinculado a la gestión de la catástrofe. El Ministerio de Medio Ambiente ha propuesto el nombramiento de Del Álamo como director del Parque Nacional de las Islas Atlánticas, una de las zonas más afectadas por la marea negra, donde se sigue trabajando a diario para despegar chapapote de las rocas. Este cargo permanecía vacante desde hace meses.

Del Álamo fue uno de los miembros del Gobierno de Manuel Fraga más dañado por las salpicaduras del desastre ecológico. Pocas horas después de la llegada de los primeros vertidos a la Costa da Morte, el consejero se marchó de caza a Aranjuez junto a Fraga y el entonces titular de Política Territorial, Xosé Cuiña, defenestrado al igual que Del Álamo. Durante los momentos más dramáticos de la crisis, el consejero de Medio Ambiente tampoco se distinguió por la clarividencia de sus pronósticos. Aseguró que no había peligro para las zonas de protección ecológica, y el chapapote acabó embadurnando la mayor parte de la costa de las islas Atlánticas.

Más información

La propuesta ha sido pactada por la Xunta y el Ministerio de Medio Ambiente, que la trasladará al Consejo de Ministros. Madrileño de 51 años, Del Álamo fue director general de Conservación de la Naturaleza en la Administración central y vicepresidente de Parques Nacionales.

Por otro lado, el Ministerio de Fomento ha anunciado la designación como capitán marítimo de A Coruña de Serafín Díaz Regueiro, el funcionario que acudió al Prestige para arrancar su máquina cuando se intentaba alejarlo de la costa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 04 de febrero de 2003.

Lo más visto en...

Top 50