El líder socialista pedirá al presidente que se oponga a la guerra y "trabaje por la paz"

El líder socialista, José Luis Rodríguez Zapatero, anunció ayer que en el debate parlamentario de la próxima semana le dirá al presidente del Gobierno, José María Aznar, que "se oponga a la guerra contra Irak y que trabaje por la paz". Así lo anunció anoche en Pontevedra, donde apoyó a la candidata de su partido a la alcaldía, Teresa Casal.

En Madrid, la oposición recibió el anuncio de la comparecencia de Aznar en el Congreso para explicar su posición sobre Irak con comentarios de "a la fuerza ahorcan" o "a buenas horas, mangas verdes", utilizadas por el líder de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares. Al margen de ironías, a todos los grupos les pareció bien la comparecencia de Aznar ya que llevan solicitando sus explicaciones en el Parlamento desde hace casi dos meses.

Más información

El representante de CiU Jordi Jané señaló que el presidente debería "haber venido antes". Aunque este grupo suele coincidir con las posiciones del Ejecutivo, en este asunto se ha alineado con el resto de la oposición para exigir una y otra vez la comparecencia parlamentaria de Aznar. Sus explicaciones son "absolutamente necesarias", insistió Jané.

El portavoz del PNV, Iñaki Anasagasti, confió en que "el presidente no acepte embarcarse en una guerra siguiendo los designios de George W. Bush".

Sobre el fondo de la cuestión, el responsable de Asuntos Exteriores del PSOE, Manuel Marín, destacó la imposibilidad de conocer en sede parlamentaria la opinión del Gobierno sobre este conflicto. No ha habido respuesta a la reiterada pregunta sobre si España acepta o no la prórroga del mandato de los inspectores. "Ni en la Diputación Permanente de la pasada semana ni en la comisión de Exteriores se respondió a esta pregunta", se quejó Marín. Hubo que esperar a una reunión de la OTAN el pasado lunes en Bruselas "para conocer la opinión de la ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio".

Washington y Bruselas

El PSOE lamenta que las opiniones del Gobierno se conozcan por declaraciones de sus miembros en Washington o en Bruselas y no por que dé explicaciones en el Parlamento español.

La oposición lamenta que Aznar espere aún ocho días para exponer su posición. El informe de los inspectores se conoció el lunes, hoy se reúne el Consejo de Seguridad y mañana se producirá la entrevista entre Aznar y Blair. El calendario establecido por el presidente resulta "muy significativo", en opinión de Llamazares (IU) y "demuestra que es un subordinado de EE UU".

El PSOE mantiene la interpelación al Gobierno sobre Irak para forzar un debate que concluya con una votación, que se producirá el día 11. Esto es así porque el formato de comparecencia elegido por el Gobierno no permite ninguna votación ni la discusión de enmiendas de la oposición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 28 de enero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50