Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vecinos de Maruri suspenden las concentraciones contra el párroco

Los vecinos de Maruri (Vizcaya)que se concentran los domingos frente a la iglesia del pueblo con una pancarta en la que acusan al párroco, Jaime Larrinaga, de mentir, decidieron ayer suspender temporalmente esas movilizaciones tras un incidente con miembros de la plataforma ¡Basta ya!. Éstos, por tercer domingo consecutivo, se manifestaron frente a los vecinos para mostrar su apoyo a Larrinaga. Cuando participantes en la concentración vecinal tomaron fotografías de ¡Basta Ya!, dos jóvenes de éste grupo se dirigieron con una cámara a hacer lo propio con sus oponentes. Agentes de la Ertzaintza interpuestos entre las dos pancartas impidieron el acercamiento, mientras los dos grupos concentrados intercambiaban invectivas. La eurodiputada socialista Rosa Díez criticó la actuación de la Ertzaintza y al Departamento de Interior del Gobierno vasco por "proteger a los intimidadores y no a quienes son acosados".

En apoyo de Larrinaga, -presidente del Foro El Salvador, que reúne a sacerdotes discrepantes con los postulados nacionalistas- también acudieron ayer a Maruri el presidente del PP vasco, Carlos Iturgaiz; el ex secretario general del PSE-EE Nicolás Redondo y las profesoras de la Universidad del País Vasco Edurne Uriarte y Gotzone Mora, entre otros.

Larrinaga, que desde hace meses lleva escolta, mostró su pesar por la radicalización de posturas en Maruri, una localidad de 700 habitantes gobernada por el PNV, e invitó a quienes le censuran a acudir a los tribunales.

Los padres de nueve niños que tenían previsto celebrar este año su primera comunión anunciaron ayer que no lo harían con el párroco y pidieron la intervención del obispado.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 27 de enero de 2003