Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los ecologistas piden que se vete el campo de golf en el Maigmó

Ocupará 55 hectáreas en el paraje de El Savinar, en Sant Vicent del Raspeig

Los grupos ecologistas han presentado alegaciones al estudio de impacto ambiental para construir un campo de golf en el paraje El Savinar, en el término de Sant Vicent del Raspeig (L'Alacantí). Los colectivos naturalistas dicen que el documento minimiza el cálculo sobre consumo de agua de riego e incumple la ley de vías pecuarias. La aprobación del proyecto acarreó la división del grupo municipal socialista.

El proyecto de un nuevo campo de golf en el mencionado paraje de Sant Vicent del Raspeig fue aprobado inicialmente por la corporación en 2000. La iniciativa acarreó la división del grupo municipal socialista: cuatro ediles del PSPV rompieron la disciplina de voto y apoyaron el proyecto junto con el PP y otros dos independientes. La iniciativa está ahora pendiente del visto bueno de la Consejería de Obras Públicas y del informe de Medio Ambiente.

La empresa promotora de la infraestructura ha presentado un estudio de impacto ambiental, redactado por la consultora Medymed SA, que, a juicio de los ecologistas -los colectivos Grup Ecologista Maigmó, Ecologistes en Acció, WWW/Adena y la Asociación Cultural Jaume I- "está lleno de deficiencias, omisiones y graves incorrecciones".

Los grupos ecologistas han presentado ante la Consejería de Medio Ambiente una serie de alegaciones con el objeto de que este departamento no autorice el proyecto.

Entre otras alegaciones, los ecologistas señalan que el proyecto incumple la Ley 3/1995 de Vías Pecuarias, ya que incluye la modificación de una cañada real, "que no mantiene ni la integridad superficial de la misma, ni tampoco recoge los usos públicos y ganaderos".

Los grupos alegantes consideran que el estudio de impacto ambiental de la promotora "minimiza de manera injustificada y errónea los cálculos sobre el gasto de agua de riego". Los gastos en consumo de agua, según el documento, oscilarán entre los 450.000 y 500.000 metros cúblicos totales al año. La estimación de los ecologistas es que el gasto será de 15.000 metros cúbicos por hectárea al año -la instalación ocupará 55 hectáreas-. Los ecologistas denuncian que el estudio no incluye el impacto sobre el yacimiento íbero-romano de la zona. Los colectivos en contra del campo de golf desarrollaron ayer una campaña informativa en la población y recabaron la adhesión de 500 vecinos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de enero de 2003