Entrevista:PATRICIO GONZÁLEZ | Alcalde de Algeciras | HUNDIMIENTO DE LA GABARRA EN ALGECIRAS

"El repostaje de los buques en puerto sería muy caro"

Pregunta. ¿Se sabe ya con certeza lo que llevó al hundimiento del Spabunker IV el pasado martes?

Respuesta. Bueno, lo más probable es que se tratara de un desplazamiento de la carga. La gabarra podía transportar una carga de hasta 1.300 toneladas de combustible y tan sólo llevaba alrededor de 900. Cuando todo sucedió había un temporal de fuerza 3, por lo que la carga pudo haberse desplazado hacia popa y esa parece haber sido la causa del hundimiento. En cuestión de un cuarto de hora el barco queda quilla arriba. Después, desde capitanía se acordó remolcarlo hasta el dique de Crinavis -que precisamente yo le propuse hace unas semanas para refugio en casos de este tipo y me dijeron de todo menos bonito-; desgraciadamente, a mitad de camino, junto a la monoboya, el barco se hundió.

"Los lodos de los buques gasolinera acaban todos en la bahía. Es insultante"
"Caruana es alcalde de un pueblo y poco más. El que manda es el gobernador de la reina"

Más información

P. ¿Está satisfecho con la reacción de las distintas administraciones?

R. Si puedo decir algo es que me he sentido en todo momento bastante arropado. Tanto la celeridad con la que la Junta de Andalucía o la Capitanía Marítima se pusieron manos a la obra, como la presencia del consejero de Gobernación, Alfonso Perales, y los alcaldes de la zona fueron algo muy grato. Todos los sistemas de emergencia quedaron activados de inmediato y así siguen.

P. ¿Y el Gobierno central?

R. Bueno, pues el ministro vino, pasó 10 minutos con nosotros y nos dijo lo que ya sabíamos. La propia empresa propietaria ya había contactado con la compañía holandesa Smit, la que trasladó el destructor estadounidense USS Cole desde Yemen y se ofreció a transportar al Tireless en su momento, que asegura que lo más seguro y rápido es extraer el fuel de la gabarra y que, además, sería relativamente sencillo. Pero claro, todo hay que hacerlo cuanto antes, antes de que cambie esta situación favorable.

P. ¿Qué opina el ministro de los problemas con Gibraltar?

R. Bueno, aparte de decir obviedades, cuando se le preguntó por la situación de los buques gasolinera de Gibraltar lo único que dijo es que eso se solucionará el día que tengamos la Agencia de Seguridad Marítima Europea. Pero eso me lo llevan diciendo dos años.

P. Y esos buques son un verdadero peligro.

R. Es que ya no son únicamente los vertidos que se puedan producir de combustible, es que estos barcos tienen las sentinas conectadas directamente al mar, los lodos acaban todos en la bahía... Vamos, es algo insultante e insufrible.

P. El hundimiento del Spabunker IV ha descubierto un nuevo riesgo potencial que es el trasvase de combustible a grandes buques desde gabarras, el llamado bunkering.

R. Bueno eso ha sido un accidente.

P. ¿No sería mejor que los buques repostasen en puerto?

R. La permanencia del barco en puerto, por ejemplo un portacontenedores, cuesta muchos miles de euros diarios...

P. Entonces es una razón meramente económica, pero con un riesgo medioambiental.

R. No. Tanto la gabarra como la monoboya de Cepsa están perfectamente reguladas, y puede haber fallos humanos, pero como puede haber en el puerto exactamente igual o un accidente como el que hemos sufrido.

P. ¿Pero cuál es la diferencia entre una gabarra y el Vemamagna

R. La gabarra lleva todos los sistemas de seguridad para hacer el transbordo al buque cliente y el Vemamagna no tiene absolutamente nada. Además, la propia tubería que tiene para trasladar el combustible es la que usan para recibirlo desde los barcos que le abastecen como el Prestige.

P. Cepsa exporta mucho combustible a Gibraltar ¿también los buques-gasolinera?

R. Cepsa sirve a Gibraltar, no al Vemamagna.

P. Pero el bunkering es uno de los principales negocios en la Bahía de Algeciras.

R. Nosotros servimos unos tres millones de toneladas y Gibraltar el doble.

P. ¿Qué importancia tiene para las cuentas del puerto de Algeciras?

R. Es una parte pequeña del nuestro, pero es la fundamental del suyo. Aunque es una parte importante para Algeciras, ya que en una operación de este tipo no entra tan sólo el barco, sino el consignatario del buque, el agente de aduanas y un montón de gente porque cada barco tiene que tener sus papeles en regla y eso lo levan agencias de aquí. Si tenemos que negociar una multa por un vertido o algo así se negocia con la consignataria y el Vemamagna no tiene ni consignataria ni nada parecido.

P. ¿Qué opina del incidente del pasado lunes con los ecologistas de Greenpeace y los periodistas españoles?

R. Yo sé hasta donde llegan las competencias del Gobierno de Gibraltar, pero lo que yo le digo a Caruana es que si no tiene competencias que monte la grande, como hago yo. Caruana es un alcalde de un pueblo de 30.000 habitantes y poco más; por mucha constitución que tenga el que manda es el gobernador de la reina. Pero que al menos tenga un gesto, que él es el que es nuestro vecino.

P. ¿Qué cree usted que debería de hacer el Gobierno español al respecto?

R. El Gobierno tiene unas conversaciones hispano-británicas, en las que no se han tenido en cuenta para nada a los gibraltareños, lo que está muy mal porque la casa hay que empezarla por abajo. ¿Por qué no se exige a los británicos que se sumen a la normativa que prohíbe los monocascos? Hombre, entre otras cosas, el Gobierno español no puede exigir mucho porque de los 27 buques-tanque españoles tan sólo cuatro son de doble casco. A España no le queda más remedio que exigir con la boca chica, porque no puede ni cumplir los mínimos.

P. ¿Tan pocos medios materiales tiene España?

R. El ministro dijo ayer que había 16 barcos trabajando en el hundimiento del Spabunker IV ¿pero cuantos eran de Fomento? Tres. El resto eran barcos de la Junta y de las empresas. Pero lo que también hace falta es voluntad. Mire, el precio de cada dos kilómetro de barrera antivertidos era el año pasado de 10 millones de pesetas, una ridiculez. Esas barreras se pueden poner perfectamente en cada traspaso de bunkering y así evitar los problemas derivados de fallos humanos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 22 de enero de 2003.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50