Bloqueo a una investigación parlamentaria | CATÁSTROFE ECOLÓGICA

La comisión del 'Prestige' queda en suspenso tras el abandono de la oposición por el veto del Gobierno

El plante de BNG y PSOE deja al PP sin quórum suficiente en el Parlamento de Galicia

La comisión de investigación sobre el Prestige que comenzó el pasado viernes en el Parlamento de Galicia quedó ayer en punto muerto. Los diputados del PSOE y del Bloque Nacionalista Galego (BNG) la abandonaron en protesta por la decisión del Gobierno de negar toda la documentación sobre el accidente, así como la comparecencia de autoridades, funcionarios o cualquier empresa contratada por la Administración central. Sin la presencia de los parlamentarios de la oposición, la comisión se queda sin quórum suficiente para seguir desarrollando su trabajo.

Más información

Socialistas y nacionalistas escenificaron ayer, en la segunda sesión de la comisión de investigación, lo que ya venían anunciando desde el pasado viernes, cuando se supo que ni el delegado del Gobierno en Galicia, Arsenio Fernández de Mesa, ni ningún organismo público o empresa privada dependiente del Ejecutivo central comparecerían en la Cámara autonómica.

Todas esas comparecencias habían sido solicitadas unánimemente por PP, PSOE y BNG, pero el Gobierno esperó hasta el último día para notificar que, según la Constitución, ningún cargo de la Administración central está obligado a dar explicaciones en un Parlamento autonómico. Con ese mismo argumento se negó a facilitar toda la documentación oficial sobre el accidente.

"A día de hoy, esta comisión no puede ejecutar el mandato para el que fue creada por el Parlamento de Galicia. Es un paripé, una pantomima. En estas circunstancias, nuestra presencia en ella no tiene sentido", declaró Alfredo Suárez, portavoz del BNG, antes de levantarse y abandonar la sala acompañado de sus tres compañeros de grupo.

Le habían precedido en el gesto, un minuto antes, los parlamentarios del PSOE, cuya portavoz, Dolores Villarino, calificó la actitud del PP de "predemocrática". "No es razonable que todos los días nos reunamos aquí para que el presidente de la Mesa nos dé cuenta de quién no comparecerá esa vez. La única información de la que dispone este Parlamento para tratar de esclarecer la verdad sobre la catástrofe del Prestige es la relación de incomparecencias que nos llega cada día", protestó con ironía la socialista.

El abandono de los grupos de oposición (ocho diputados de un total de 12) deja en suspenso la comisión a partir de hoy, por falta de quórum. El presidente de la Mesa, José Manuel Barreiro, del PP, aseguró que desconocía si la ausencia de los diputados del PSOE y del BNG afectará al desarrollo de las sesiones. "Tengo que consultar a los servicios jurídicos", declaró. Sin embargo, el artículo 6 de las normas de funcionamiento de la comisión establece que ésta sólo "se entenderá válidamente constituida en sesión plenaria cuando asistan la mitad más uno de sus miembros".

Plante temporal

En principio, el plante de la oposición no es definitivo. Suárez y Villarino aseguraron, antes de levantarse del asiento, que están dispuestos a volver si el PP "rectifica" y los convoca para una reunión en la que se "corrija el cambio de rumbo" impuesto por el Gobierno central.

El Grupo Popular propuso celebrar esa reunión mañana, pero sólo para ajustar algunos "flecos" del calendario de trabajo, como la elección de los técnicos y de las cofradías que comparecerán. En ningún caso para volver a pedir la asistencia del delegado del Gobierno o la documentación sobre el accidente, como reclama la oposición.

Según el plan de trabajo inicial, ayer tenían que haber comparecido los comandantes de los seis remolcadores que trasladaron al Prestige a alta mar.

Cuatro de ellos -Ría de Vigo, Ibaizábal 1, Charuca Silveira y Sertosa 32-, los más implicados en el rescate y que más información podían facilitar, no acudieron, siguiendo instrucciones del Gobierno.

Sí comparecieron los comandantes del Serra de Santiago y el Valdivia, aunque sólo pudieron responder a las preguntas de los diputados del PP, porque, para entonces, PSOE y BNG ya habían abandonado la sala. Los comandantes explicaron que no habían colaborado en el rescate del Prestige sino en la búsqueda de manchas de fuel.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 14 de enero de 2003.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50