Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ejecutivo argentino aprueba las condiciones para un pacto con el FMI

La carta de intención será ratificada en una reunión prevista para el 23 de enero

El ministro de Economía del Gobierno argentino, Roberto Lavagna, se reunió ayer en Buenos Aires con los representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI) y aprobó la carta de intención, que deberá ser ratificada ahora en Washington por el directorio. Entre el próximo jueves y el viernes se espera que el Fondo Monetario haga un anuncio formal de que se ha logrado un acuerdo que alivie la crisis que atraviesa Argentina, aunque la carta de intención sea finalmente ratificada en la reunión de directorio prevista para el próximo 23 de enero.

Lavagna aceptó las condiciones del Fondo Monetario para que Argentina afronte con sus reservas los 800 millones de dólares que debe pagar mañana por un vencimiento con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a cambio de que el FMI difunda en un comunicado oficial que se ha alcanzdo el acuerdo.

El Gobierno argentino exigía como garantía ese compromiso antes de modificar su posición de no utilizar las escasas reservas que le quedan al país, cerca de 10.500 millones de dólares.

El acuerdo, considerado "transitorio" hasta que se discuta un nuevo programa de asistencia financiera con el Gobierno que resulte elegido el próximo 27 de abril, o después de realizarse la segunda vuelta electoral el 18 de mayo y el nuevo equipo asuma su cargo finalmente el 25 de mayo, le permitirá a Argentina retrasar pagos de su deuda con los organismos multilaterales de crédito que vencían en los primeros seis meses de 2003 y que suman al menos unos 7.000 millones de dólares.

El portavoz del ministro de Economía confirmó ayer a este periódico que "todo quedó listo para que la carta de intención sobre un acuerdo transitorio que permita postergar vencimientos de los primeros seis meses sea ratificada ahora por el directorio y por el Gobierno argentino".

La carta fue redactada por los jefes de la misión del Fondo Monetario, John Dodsworth y John Thornton, que llegaron el pasado jueves a Buenos Aires para revisar y corregir los últimos detalles y fue "leída en paralelo" con miembros del directorio en Washington. El ministro Lavagna y los secretarios de Hacienda, Jorge Sarghini, y de Finanzas, Guillermo Nielsen, revisaron a su vez los términos de la carta dirigida al Fondo Monetario Internacional junto con subsecretarios del área y asesores.

Recurrir a reservas

Lavagna, tras reunirse con el presidente argentino, Eduardo Duhalde, debe decidir hoy si Argentina recurrirá también a sus reservas para afrontar los 1.065 millones de dólares de un pago de deuda con el Fondo Monetario Internacional que ya había sido postergado por un año en enero de 2002.

Entre los vencimientos ya improrrogables deben incluirse también otros 800 millones de dólares de deuda impagada el pasado octubre al Banco Mundial. En este caso, se espera que la operación resulte de ida y vuelta porque el Banco Mundial acreditaría inmediatamente cuotas por créditos ya otorgados que fueron a su vez suspendidas cuando Argentina dejó de pagar.

Si finalmente Argentina decide pagar todo lo que vence en esta semana a cambio de que el Fondo Monetario Internacional le garantice la firma del acuerdo, debería disponer de unos 2.700 millones de dólares de sus reservas.

La mitad de los argentinos viven en la pobreza, la economía argentina, que atraviesa su quinto año en recesión, necesita desesperadamente un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional para aliviar la peor crisis financiera que ha sufrido este país.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 14 de enero de 2003