Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pese al descenso de la siniestralidad en 2002, otras 170 personas murieron en Euskadi en accidentes de circulación

Un total de 170 personas perdieron la vida en los 148 accidentes de tráfico con víctimas mortales que se registraron en las carreteras vascas durante el pasado año, según ha informó ayer el Departamento de Interior. Según datos de la Dirección de Tráfico, 70 de los accidentes contabilizados ocurrieron en Vizcaya, 65 en Guipúzcoa y 35 en Álava. Asimismo, entre las víctimas figuran 98 conductores, 49 ocupantes y 23 peatones. Precisamente, en el territorio vizcaíno los viandantes supusieron el 19% de los fallecidos mientras que en Guipúzcoa fueron el 12% y en Álava el 6%.

Por edades, destaca que el 39,4% de las víctimas mortales tenía edades comprendidas entre los 25 y 44 años, siendo la inmensa mayoría (71%) de sexo masculino. El director de Tráfico, Jesús Arana, señaló que la siniestralidad en la Comunidad Autónoma continúa con una "tendencia descendente". 170 personas fallecieron en 148 siniestros en Euskadi durante el año 2002, frente a los 176 fallecidos y 155 accidentes de media anual durante el período 1993-2002.

"Esta tendencia es fruto del esfuerzo de todas las instituciones públicas y privadas que trabajamos en el campo de la seguridad vial y al mismo tiempo, es signo de la madurez de los conductores y usuarios de la carretera", declaró Arana, para quien la reducción de accidentes sigue siendo una prioridad. Según revelan los datos de Tráfico, la carretera nacional N-1, a su paso por Guipúzcoa, es la que más siniestros ha registrado a lo largo de 2002 con un total de 19 accidentes. En este territorio se han producido, además, cuatro accidentes en la N-634 y seis en la autopista A-8. En Álava, también en la N-1, se produjeron siete siniestros mortales y otros siete en la autopista A-68.

En Vizcaya, por su parte, la carretera N- 634 ha sido en donde más sucesos se han producido, con un total de ocho víctimas. En la autopista A-8, por su paso por Vizcaya, se contabilizaron otros cuatro sucesos mortales. Por otro lado, los meses de julio y noviembre fueron los que más victimas mortales registraron con 21 y 19 muertos, respectivamente. El mes de marzo, en cambio, fue el de menor incidencia (7 fallecidos).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de enero de 2003