Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Félix Loustau, el célebre 'Chaplin' del fútbol argentino

Félix Loustau, uno de los más destacados delanteros del fútbol argentino de los años cuarenta y cincuenta del siglo pasado, falleció el domingo, a los 80 años, como consecuencia de un paro cardiorrespiratorio, según informó el club River Plate. El ex futbolista, quien por su físico esmirriado, andar desgarbado y habilidad para sortear con veloces regates a rivales se ganó el apodo de Chaplin, formó parte de la plantilla riverplatense que ganó los campeonatos argentinos de 1942, 45, 47, 52, 53, 55, 56 y 57. Loustau falleció mientras se encontraba descansando en su domicilio de Avellaneda, su ciudad natal, pocos kilómetros al sur de Buenos Aires.

Había debutado a los 20 años en el primer equipo de River Plate, tras haber quedado libre del Racing Club. Con Carlos Muñoz, José Manuel Moreno, Adolfo Pedernera y Angel Labruna integró la delantera de la llamada La Máquina, el equipo riverplatense que brilló en la segunda mitad de la década de los años cuarenta por su juego vistoso y efectivo y que quedó como uno de los más célebres de la historia del fútbol argentino.

Loustau, considerado uno de los mejores extremos izquierdos del fútbol argentino, como se los denominaba siguiendo la nomenclatura inglesa, jugó 365 partidos y marcó 101 tantos luciendo la camiseta de River Plate. También disputó 27 partidos formando parte de la selección nacional y marcó 10 goles.

Su historia en el fútbol empezó con una desilusión, ya que su primer club, Racing Club, lo desechó ya en las divisiones inferiores. Por entonces jugaba de defensor y su físico lo perjudicaba para los marcajes.

El entrenador, paradojas del fútbol, lo dejó libre alegando que su físico diminuto y baja estatura no eran compatibles con el puesto de delantero izquierdo. Y en este puesto fue donde triunfó en el River y

se convirtió en el último engranaje de La Máquina.

Para el diario Clarín Loustau "integró la más famosa de las delanteras, un formidable quinteto que jugó el mejor fútbol colectivo que los hinchas argentinos hayan visto en todos los tiempos". En el River Plate puso en evidencia su talento como delantero que con sus gambetas desbordaba continuamente, ayudaba a sus compañeros y marcaba muchísimos goles. Además de sus éxitos en el equipo también consiguió tres títulos suramericanos con la selección argentina. En 1958 pasó a jugar en Estudiantes de La Plata, club en el que permaneció seis meses.

Félix Loustau añoraba el fútbol de su tiempo y no creía que el actual fuese mejor. Él compartió su calidad con otros geniales ataques, con Di Stéfano, Walter Gómez, Vernazza y Prado. Solía decir que el mundialmente famoso Diego Armando Maradona era, simplemente, "un buen jugador: en mis tiempos había cien Maradonas". "Fue el mejor de todos los tiempos", lo calificó la pasada noche Walter Gómez. En su última entrevista, Loustau había revelado que "no necesitábamos pedirnos la pelota. Con un gesto Labruna sabía que me la debía tirar al vacío. Fuimos los mejores de la historia. Hubo delanteras conocidas, pero La Máquina fue inigualable".

El diario La Nación señalaba ayer que nadie hubiese protestado si la Asociación de Fútbol Argentino le hubiese agregado "un plus al valor de las entradas cuando jugaba Chaplin".-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de enero de 2003