Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Crítica:

El comensal perfecto

Viajes de un chef es el libro de Anthony Bourdain, cocinero del restaurante Les Halles de Nueva York, sobre su periplo alrededor del mundo en busca de la comida perfecta.

Tras escribir su hilarante autobiografía (Confesiones de un chef), Anthony Bourdain, el expeditivo chef del restaurante Les Halles de Nueva York, ha vuelto a las andadas. En esta ocasión, se embarca en un viaje alrededor del mundo en busca de la comida perfecta. Portugal, Francia, España, Vietnam, Rusia, Marruecos, Camboya, Japón, Reino Unido y México son los países elegidos para probar platos suculentos y comparar tradiciones. Este peregrinaje, narrado con una aguda capacidad para la observación y exento de la pestilente camelística habitual en el género gastronómico, permite al lector compartir las sorpresas a las que se enfrenta Bourdain. Su actitud, abierta a cualquier estímulo, resulta tremendamente pedagógica no sólo a la hora de describir recetas y analizar el trabajo de cocineros aparentemente incompatibles, sino que, además, le permite complementar su viaje con multitud de observaciones colaterales sobre las sociedades, pueblos y paisajes visitados.

VIAJES DE UN CHEF

Anthony Bourdain RBA Libros. Barcelona, 2002 290 páginas. 18 euros

El sentido del gusto es, por supuesto, el protagonista de este libro, pero también lo son el sentido del humor y el sentido común. Bourdain sabe escribir y describir, y no duda en cuestionarse tópicos como que en el Reino Unido se come mal, y a compartir secretos de cocina: "En la cruel matemática de los restaurantes de dos o tres estrellas, el cliente que haya comido bien lo contará a dos o tres personas más. Quien haya quedado insatisfecho lo contará a diez o veinte". El tono desenfadado y un uso permanente del humor (en la línea de lo que Bill Bryson ha hecho con los libros de viajes) convierten Viajes de un chef en una experiencia que, si aplicamos calificaciones gastronómicas, podríamos definir de placentera, digestiva y emocional e intelectualmente enriquecedora. ¿Se puede pedir más?

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 28 de diciembre de 2002

Más información

  • Anthony Bourdain