Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PANTALLA INTERNACIONAL

'Gangs of New York', el filme más esperado, se estrena en EE UU

Leonardo DiCaprio y Daniel Day-Lewis protagonizan el filme de Martin Scorsese

Un mítico realizador, un famoso productor, un rodaje complicado, un presupuesto desmedido. "Todos los ingredientes estaban allí para alimentar los rumores: el regreso de Daniel Day-Lewis y Leonardo DiCaprio, yo, Harvey Weinstein, decorados en Cinecittà que no se veían desde hacía años, mucho dinero y además prohibimos el acceso a la prensa", reconoce Martin Scorsese. Hoy se estrena en Estados Unidos, su última obra, Gangs of New York, la película más esperada del año. En España, el estreno está previsto para el 14 de febrero.

La historia empezó hace 30 años, cuando Scorsese encontró por casualidad un ejemplar desgastado de Gangs of New York, el libro que Herbert Asbury publicó en 1928. "Crecí en el bajo Manhattan, escuchando historias del viejo Nueva York. Descubrí pistas extraordinarias de una época desconocida. Los años 1860 estaban llenos de relatos increíbles de luchas de clases; olas de inmigrantes que abarrotaban las calles; políticos corruptos; leyendas del hampa y relatos de los inicios de América".

Las calles del bajo Manhattan se han rodado en los míticos estudios de Cinecittà

El presupuesto se ha disparado hasta alcanzar los 100 millones de dólares

Gangs of New York une todos los atractivos: un lumpen de Dickens, una violencia de western, el embrión de los clanes mafiosos, todo con lo que Scorsese se deleitaría en filmar años después. Cuando el libro ya acumulaba todos los estigmas de un proyecto maldito, Miramax dio el visto bueno para iniciar el rodaje en septiembre de 2000. "Nunca creí que fueramos a hacer la película, incluso cuando ya teníamos a DiCaprio", recuerda el director. "Pese a los problemas, Harvey me dijo que empezara a rodar".

Scorsese insistió en recrear la famosa confluencia de calles del bajo Manhattan en los míticos estudios de Cinecittà, donde todavían flotan los recuerdos de La Dolce Vita, Cleopatra y Ben Hur. Nada de pantallas digitales. En Roma, el Nueva York de 1863 con sus inmigrantes irlandeses y sus nativos (nacidos en EE UU), sus burdeles y sus tabernas, cobró vida. "Cuando lo vi por primera vez no me lo podía creer", comenta Cameron Díaz. "Estaba realmente impresionada, cientos de extras pululaban por los decorados. Nunca imaginé que podía ser tan real".

El rodaje debía durar seis meses y se prolongó dos más. El presupuesto se disparó -se calcula que la película ha costado 100 millones de dólares aunque otros rumores apuntan que ha llegado a los 120-. Para seguir trabajando DiCaprio y Scorsese tuvieron que renunciar a seis millones de dólares de sus respectivos sueldos a cambio de un mayor porcentaje en los hipotéticos dividendos.

Gangs of New York cuenta la historia de Amsterdam Vallon (Leonardo DiCaprio), hijo de inmigrante irlandés que busca vengar la muerte de su padre, asesinado por William Cutting (Daniel Day-Lewis), también conocido como Billy el Carnicero, el líder del gang de los "nativos" y del hampa de los Cinco Puntos. Vallon se enamorará de la carterista Jenny Everdeane (Cameron Díaz) y librará su batalla final durante la revuelta de 1863, cuatro días de disturbios que dejaron más de cien muertos y 300 edificios destruidos, ocurrida tras el intento por imponer un reclutamiento forzoso para las tropas del Norte durante la guerra civil.

Gangs... ilustra en detalle la despiadada violencia de unas calles de las que ya no queda rastro. "He hecho películas muy violentas, pero después de Casino decidí que no podía ir más allá, sobre todo en la escena en que Joe Pesci muere apaleado por sus amigos", explica Scorsese. "En esta película el único modo de expresión de los protagonistas es la violencia, así que decidí sugerirla con efectos de sonido y montaje: se ven los golpes pero sólo se advina el impacto. Fue una elección voluntaria".

La película marca el regreso a la pantalla de Daniel Day-Lewis y Leonardo DiCaprio. Day-Lewis no rodaba nada desde 1997 cuando protagonizó The Boxer. En estos años ha vivido en Italia con su nueva mujer y sus dos hijos haciendo de todo, incluso de zapatero, menos actuar. "Hay un momento en que te sientes vacío y necesitas llenarte de otras cosas", dice el actor.

DiCaprio, abrumado por el éxito de Titanic y el fracaso de La playa, también llevaba unos años alejado del cine para digerir su fama estratosférica. DiCaprio que vuelve por partida doble, con Gangs... y con la última película de Spielberg, Atrápame si puedes, un thriller al estilo de los años sesenta, no teme el nuevo agobio del estrellato. "Ya he pasado por la celebridad y ahora me siento más a gusto con ella. Pero es un poco extraño y nunca sabes cómo van a reaccionar las nuevas personas que aparecen en tu vida. Tampoco me puedo quejar. He tenido mucha suerte".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 20 de diciembre de 2002