Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un alemán se come a un amigo que conoció a través de Internet

En una de las historias más escabrosas que han sacudido Alemania en los últimos años, un homosexual, de 41 años, confesó ayer haber asesinado y haberse comido a su víctima, un hombre de 37 años que supuestamente puso un anuncio en Internet para buscar un compañero dispuesto a ambas acciones.

La policía de Kassel, donde se produjo el crimen, no ha revelado el nombre del acusado, quien grabó en vídeo la macabra ceremonia que comenzaba por cortar el pene de la víctima y comérselo juntos. Posteriormente, el acusado mató a cuchilladas a su amigo, lo troceó, congeló una parte, incluido el hígado, y enterró otra.

"Después se comió casi todo", dice el comunicado emitido por la fiscalía de Kassel. El caso está siendo tratado como un asesinato. El juez ha ordenado la detención del acusado. El hombre ha realizado una confesión completa. "Los hechos parecen proceder de tendencias homoxesuales y caníbales compartidas por ambos hombres", señalan los fiscales.

La policía cree que el asesinato ocurrió en primavera de 2000 y llegaron hasta el acusado rastreando los anuncios de Internet. Al registrar ayer la casa encontraron restos congelados de carne, partes del esqueleto y la cinta de vídeo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de diciembre de 2002