Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Los afectados, entre la solidaridad y la protesta | CATÁSTROFE ECOLÓGICA EN GALICIA

Greenpeace fleta el legendario 'Rainbow Warrior' para inspeccionar la zona en que se hundió el petrolero

El Rainbow Warrior, legendario buque de la organización ecologista Greenpeace, zarpó anoche del puerto de A Coruña con el propósito de dirigirse a la zona donde se hundió el Prestige, a 250 kilómetros al suroeste de Finisterre. Greenpeace quiere comprobar el alcance de la contaminación que ha salido a flote desde los tanques del petrolero, hundido a casi 4.000 metros de profundidad. Ecologistas y pescadores se unieron ayer en la ría de A Coruña en una manifestación marítima en la que participaron unos 150 barcos.

Greenpeace no cuenta con autorización de las autoridades españolas para acudir al lugar donde el yace el pecio del Prestige, que sigue escupiendo fuel hacia la superficie. Los ecologistas no las tienen todas consigo y temen que la fragata de la Armada que patrulla por la zona trate de impedirles el paso, aunque su intención es hacer todo lo posible para burlar la vigilancia.

A la manifestación marítima organizada por Greenpeace se sumaron las cofradías de pescadores y colectivos ciudadanos de la zona. Juan López de Uralde, director ejecutivo de Greenpeace España, reclamó al Gobierno una acción decidida para extraer el fuel que aún permanece en los tanques sumergidos del Prestige.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de diciembre de 2002