Multa y servicios sociales para Winona

La actriz Winona Ryder fue condenada ayer a tres años de libertad condicional, una multa de casi 3.700 euros y 480 horas de servicio comunitario por robar en una tienda de ropa de lujo de Beverly Hills (California). El juez Elden S. Fox leyó la sentencia en presencia de la actriz, de 31 años, sorprendida cuando robaba bienes por valor de más de 6.000 euros en los grandes almacenes Saks Fifth Avenue, y le advirtió de que "la próxima vez que cometa un robo irá a la cárcel". El magistrado del Tribunal Superior de Beverly Hills, que rebajó la petición de la fiscal a casi la mitad y confirmó, en cambio, las horas de trabajo comunitario de la fiscalía, manifestó que con la sentencia no intenta "dar ejemplo" y aseguró que ha tratado a Ryder "con la misma dureza o la misma indulgencia con la que hubiera tratado a cualquier otra persona". La actriz no hizo declaraciones tras conocer la sentencia y se limitó a contestar que se daba por enterada de la advertencia del juez. La protagonista de La edad de la inocencia también tendrá que restituir a Saks el dinero en el que estaba valorada la mercancía robada por valor de unos 5.500 euros y un bolso de marca, valorado en unos 790 euros, que resultó dañado durante el robo. El magistrado Fox explicó que la actriz deberá servir a la comunidad trabajando en un programa social sobre drogadicción y ayuda a personas con problemas psicológicos. Lamentó que Ryder no haya mostrado arrepentimiento en ningún momento, por lo que hizo y le reprochó que "haya decepcionado a tanta gente que ha disfrutado y se ha sentido inspirada por su talento y actos de bondad durante muchos años". Antes de pronunciar su sentencia, Fox le preguntó a Winona por qué guardó silencio durante todo el proceso. "Ha sido usted incapaz de rechazar o de aceptar vuestra responsabilidad", señaló el juez, que añadió: "Y si el arrepentimiento no es un elemento indispensable de la puesta a prueba, es siempre necesario". Y la decisión judicial señala que las 480 horas de trabajos de interés general que Winona deberá efectuar antes del 7 de abril de 2003 habrá de realizarlas en tres periodos. La mitad las hará la actriz en el pueblo de Hope, en California; un cuarto, es decir, 120 horas, las dedicará a una fundación para jóvenes ciegos, y el cuarto restante, a una fundación para niños enfermos de sida. El juez le anunció a la condenada que ha tenido en cuenta que ella nunca había sido condenada con anterioridad a los hechos juzgados, que tuvieron lugar hace casi un año, el pasado día 12 de diciembre de 2001.-

Winona Ryder entra al juzgado con su abogado para oír la sentencia.
Winona Ryder entra al juzgado con su abogado para oír la sentencia.REUTERS

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS